sábado, 3 de octubre de 2015

Seis beneficios del sexo que te conviene conocer - La Opinión

La actividad sexual tiene muchas ventajas para la salud. Enumeramos aquí algunas de ellas

El sexo raramente provoca infartos y la mayoría de las personas que sufren un ataque cardíaco pueden retomar su actividad sexual con normalidad. Así lo declaró una reciente investigación realizada por el Instituto de Epidemiología y Biometría Médica de la Universidad de Ulm, en Alemania.

Y es que, como dice el estudio publicado el pasado 21 de septiembre en el Journal of the American College of Cardiology, el practicar sexo después de una cardiopatía es favorable para el corazón, tanto por los beneficios del ejercicio físico que demanda como por su efecto positivo para la recuperación de la autoestima y la vida normal.

La buena noticia vino a agregar otro beneficio más a la actividad sexual que, por si  no lo sabías, siempre resulta buena para la salud de realizarse de forma segura.

Incrementa el deseo y atracción física. Se ha comprobado que las personas que tienen una elevada actividad sexual, registran mayores niveles de feromonas, que al liberarse del cuerpo hace que crezca el sentido de atracción en el sexo opuesto, razón por la cual mientras más relaciones sexuales se tiene con la pareja, mayor es el deseo de que el encuentro se repita.

Es ejercicio. Cada vez más investigaciones médicas consideran practicar sexo como una forma de hacer ejercicio y tiene los mismos beneficios. Según los estudios, la actividad física que implica el tener sexo es comparable con subir dos escaleras o dar una caminata a buen ritmo. Igualmente se ha comprobado que durante el encuentro sexual se queman más de 100 calorías cada 30 minutos.

Es relajante. Toda práctica sexual que logre al clímax produce un efecto de relajación en el organismo. Se ha constatado que al momento que el coito culmina con el orgasmo, el cuerpo reduce sus niveles de cortisol (o hidrocortisona, una hormona esteroide secretada por la glándulas suprarrenales), que cuando están altos producen estrés.

Mantiene el corazón más saludable. Numerosas investigaciones han demostrado que la práctica frecuente del sexo baja los niveles de la presión alta en la sangre, reduciendo así el riesgo de sufrir un ataque cardíaco y otros problemas del corazón.

Sube la autoestima. Investigaciones recientes realizadas por la Universidad de Texas encontraron que las personas que tenían relaciones sexuales más a menudo, se sentían más a gusto con su cuerpo, así como más confiadas y seguras de sí mismas.

Ayuda a combatir el insomnio. Las investigaciones también han encontrado que después del acto sexual las personas concilian el sueño casi de inmediato, debido a la gran cantidad de oxitocina que el organismo libera después del orgasmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada