sábado, 3 de octubre de 2015

El sexo es buen negocio en tv - El Universal

erika.monroy@eluniversal.com.mx

Las series de televisión han encontrado la libertad de hablar más y mejor de sexo. No sólo eso, también han sorprendido a las audiencias por las escenas que sin pudor muestran desnudos a sus actores, sin importar si son mujeres u hombres.

Desde Sex and the city el tema del sexo se ha vuelto recurrente con ejemplos como Californication (2007) que planteaban ampliamente la vida sexual de sus personajes.

Cinco años después llegaron los maestros del sexo para discutir cómo hay que "hacer el amor" y disfrutar de la sexualidad plena.

Es el caso de Lizzy Capplan, la actriz que le ha dado vida por tres años a Virginia Johnson, una maestra del sexo en la serie Masters of sex, cuyo último capítulo de la tercera temporada se transmite hoy por HBO a las 21:00 horas.

La actriz reconoce que, a pesar de todo el conocimiento que ha adquirido respecto al sexo, no ha hecho diferencia en su vida sexual.

"No puedo decir que la serie haya cambiado mi vida personal", contesta entre risas.

La tercera temporada mostró el comienzo de lo que se convierte en un trabajo intensamente terapéutico para los maestros del sexo y lo que terminaron haciendo la mayor parte de su vida: tratar de curar a las parejas con problemas sexuales.

Capplan ha logrado consolidarse en el género de drama gracias a la historia de William Masters y Virginia Johnson, quienes fueron los investigadores pioneros de la sexualidad humana en 1950. Esta serie ha logrado llamar la atención de los televidentes, a pesar de que es una historia de la década de los 50 y en cierta forma réplica del éxito de programas como Mad men.

Sin embargo, a Capplan no le gusta la comparación de Virginia con Don Draper (Mad men).

"No estoy muy deacuerdo con que ella sea la versión femenina de Don Draper. Porque él era un hombre muy poderoso. Lo vemos siendo grande y exitoso, mientras Virginia empezó desde abajo, ella estuvo en la escuela, se convirtió en asistente y luego en secretaria", comenta.

Precisamente Mad med, la serie que término este verano, fue otra de las que se unió a la lista de producciones "calientes". Game of thrones, Weeds, True blood, Spartacus, Girls, Queer as folk, entre otras, han sido señaladas por su alto contenido sexual.

"Lo más interesante de todo es que aún en la actualidad hay muchos tabús en la sociedad respecto al sexo. Aún hay cosas de las que nos incomoda hablar", dice Capplan, quien es reconocida por sus papeles en comedia.

Recientemente han sido producciones de HBO las que han tenido la oportunidad de explorar más las escenas íntimas e incluso los actores han tenido que adaptarse a las historias.

"Las escenas de sexo deberían de ser más sutiles. Soy británica, así que lo paso fatal con todas esas cosas, no puedo soportarlo. No me gusta que me restrieguen ese tipo de escenas por la cara y siempre he pesando que sugerir es mucho más excitante que el acto en cuestión", expresó Emilia Clarke, quien protagoniza Game of thrones.

De hecho, la actriz informó a la producción que no volvería a hacer más desnudos en la serie, que a ellos tanto les gusta mostrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada