lunes, 10 de agosto de 2015

¿Sexo rudo? Pon tus propias reglas - SDPnoticias.com

¿Qué tanto te gusta el sexo que compartes con tu pareja o con otras personas? ¿Se trata siempre de lo mismo? 

Hoy en día existen todavía muchas personas a las que les da vergüenza pedirle a sus parejas que tengan un momento erótico más duro e intenso únicamente por el miedo de que el otro piense que eres "raro", o un "pervertido".

Pedir un poco de rudeza dentro de la relación sexual no debería ser nada fuera de lo normal, si tomamos en cuenta que las bases de una relación es la confianza y la comunicación. Aquí algunos consejos para conseguir que tus relaciones sexuales se parezcan un poco a lo que esperas:

Nunca está de más explicar detalladamente cuáles son los límites a los que piensas llegar en el sexo, ya sea para ti o para que el otro piense si quiere hacerlo o no. Y literal, se específico: cuando le digas a tu pareja, "quiero que me amarres y me lo hagas así", dile qué tan apretado lo quieres, y la posición en la que te gustaría que te lo hiciera.

Tienes que prever la situación. Tener todo listo para que cuando lo pidas, le des todo lo que necesita para hacerte pasar un buen rato.

Que te jale el pelo, que te amarre las muñecas, o te tape los ojos, son algunas de las más populares.

Foto: Tomada de Internet.

Si de repente, una vez que ya estés dentro, te das cuenta de que eso no es para ti, o lo están haciendo demasiado rudo para tu gusto, que no te de pena pedirle a tu pareja que pare.

Normalmente, si tu pareja se preocupa por ti, comenzará de manera muy suave cuando le digas que lo quieres más rudo, porque no te querrá lastimar. Sí no estás obteniendo lo que quieres, comunícalo

Acuérdense de lo que funciona y lo que no, lo que les gusta y cómo les gusta. Una vez que hayan agarrado la onda, el sexo será increíble.

Cuando pones las cartas sobre la mesa, significa que no sólo uno pondrá de su parte. El juego siempre es de dos, y si los dos hablan de lo que quieren, será lo mejor que le pueda pasar a tu vida sexual.

Con información de Cosmopolitan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada