miércoles, 1 de julio de 2015

Un juego para iniciar a los niños en la educación sexual - ElLitoral.com

"Yo pienso que" es un dispositivo lúdico diseñado para abordar la temática en el nivel inicial. Con el docente como moderador, los pequeños aprenden sobre el cuidado del cuerpo, las emociones y la identidad sexual.

Kits. Días atrás, se entregaron más de 130 kits con el juego "yo pienso que" a jardines de la capital y Rosario, entre otras ciudades. Foto: Gentileza Prensa Ministerio de Educación

Luciano Andreychuk

landreychuk@ellitoral.com
Twitter: @landreychuk

Una mantita en el suelo, un cubo que se tira al azar, alrededor un grupo de pequeños de 3, 4 ó 5 años. Cada cara del cubo tiene una imagen distinta: puede ser un cuerpo humano, dos niños contándose secretos, una mamá embarazada, una niña con una pelota y un niño con un cochecito. También hay círculos de plástico para que los chicos puedan dibujar con fibrones.

Ese juego se llama "Yo pienso que", y es un dispositivo lúdico que se empezó a implementar en el nivel inicial de la provincia para seguir abordando la enseñanza de la Educación Sexual Integral (ESI). El juego es el conejillo de Indias de un arduo desafío: enseñar una temática muy compleja a niños de jardines de infantes, y sobre la cual perviven tabúes y resistencias.


Cada imagen del cubo es un disparador: la silueta de un hombre o una mujer lleva a hablar de las partes del cuerpo humano; una mamá embarazada, de dónde nacemos; dos niños revelándose un secreto, la intimidad; los "roles invertidos" de un niño con un cochecito y una niña con un pelota de fútbol, la identidad sexual. Son dibujos adaptados para la edad, naturalmente.


Otras imágenes: dos nenes jugando, uno en silla de ruedas, representa el respeto por la diversidad. Cada disparador está moderado por el docente. Y sobre la base de cada imagen, los niños deben expresar sus emociones y sentimientos, mediante dibujos, relatos canciones y, sobre todo, palabras. 


Abordaje pedagógico


El juego fue presentado por el gobierno provincial como una "herramienta lúdica y cooperativa que permite el abordaje pedagógico de los ejes fundamentales de la ESI en el nivel inicial, a través de diferentes lenguajes".


Y tiene como objetivo dar continuidad a los procesos de implementación del Programa De ESI se Habla que se viene realizando desde 2010 -en los distintos niveles educativos-, y en nivel inicial se desarrolla desde 2013. Días atrás, se hizo la entrega de más de 130 kits con el juego a jardines de nuestra ciudad, Rosario, Villa Gobernador Gálvez y de alrededores.


El juego permite "abordar con seriedad y cuidado formas teóricas y pedagógicas para enseñar la ESI en el nivel inicial, desde la emoción, las canciones, los dibujos y colores. Es un dispositivo clave, porque vincula las tareas escolares de los niños con las herramientas pedagógicas de la formación que los docentes recibieron sobre la enseñanza de esta temática", explicó a El Litoral Carolina Bittel, directora provincial de Programas Socioeducativos.


La funcionaria precisó que las imágenes disparadoras son sugerencias que dan lugar a que los niños dialoguen y fundamentalmente, se expresen sobre los ejes: el cuidado del cuerpo, el embarazo, la intimidad. "Es importante saber qué siente ellos, que puedan expresar sus emociones y afectos interpelándolos mediante el dispositivo lúdico", dijo.


El juego recupera la palabra de los chicos, y es grupal. Las imágenes permiten trabajar diferentes situaciones, siempre interpelando a los pequeños a través del juego. Es decir, cómo se vinculan con otros niños y niñas, qué juegos quieren jugar más allá de las limitaciones estereotipadas, cómo piensan la diversidad en la familia, etc. "Se trata de poner en diálogo todas las perspectivas. Cada niño atraviesa una historia de vida particular; entonces, la palabra en relación al juego es clave", resaltó Bittel.


¿Resistencias?


—¿Hubo resistencias de parte de padres y hasta docentes sobre la enseñanza de la ESI en la escuela? -preguntó El Litoral. 


La directora provincial considera que el nivel inicial tiene una amplia vinculación con la comunidad educativa, principalmente con las familias.


—Es un nivel que permite mucho el abordaje de la ESI. Y el juego como herramienta viene a acompañar los jardines que ya venían trabajando este tema -respondió.


Y en el caso de la ESI en otros niveles, "hubo contraposiciones respecto del tema", admitió. "Salen a la luz cuestiones que venían siendo silenciadas. Pero en el marco de la ley (de Educación Nacional), siempre se busca el diálogo. Para nosotros es importante que temas que venían siendo amordazados, hoy empiezan a hablarse en la escuela".

El docente, pieza clave

El kit del juego incluye también una cartilla para orientar el trabajo los docentes, que ya recibieron formación sobre ESI. Cada imagen que arroja el cubo está identificada en esa cartilla orientadora, y allí figuran relatos sobre las temáticas, canciones y otras actividades educativas. Son sugerencias para que los docentes puedan orientar el juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada