viernes, 3 de julio de 2015

Señales de que estás teniendo mal sexo y a él... ¡no le importa! - SDPnoticias.com

No hay nada peor que un mal sexo, NADA.

Un encuentro sexual no es algo de rápido, requiere su previo para que sea lo más placentero posible. Si no disfrutas en la cama, puede que el problema no sea sólo tuyo. Aquí te dejamos algunas señales para identificarlo, ¡no te conformes!:

Dar placer al otro es erótico en sí mismo. Pero si la otra persona es demasiado perezosa como para que haya reciprocidad o, simplemente, pasa de complacerte, las cosas cambian.

Foto: Tomada de Internet.

Este tipo de chicos tienen en mente que el sexo se basa sólo y exclusivamente en la eyaculación masculina. Tal cual. Así que plantéate invertir en vibradores. Seguro que son más satisfactorios.

O, al menos, es lo que piensa él. Nada va mal. Lo único que irá mal es tu relación con él, sobre todo si, en vez de centrarse en excitarte, te hace sentir que algo pasa contigo o que eres tú la del problema.

Foto: Tomada de lecturahermosa.blogspot.com

Esto no es así. Termina cuando ambas partes acaban satisfechas. Las chicas no somos capaces de excitarnos con cualquier cosa y no siempre llegamos al clímax. Y tampoco somos capaces de fingir tan sutilmente.

Pretende tener sexo oral y que seas tú quien haga todo el trabajo. Pero ni siquiera se molesta en excitarte. Para él, los preliminares no existen. Una vez más te recordamos que en el mercado existe una amplia gama de vibradores.

Foto: Tomada de 7boom.mx

Piensa que las mujeres deben depilarse siempre, aunque él no lo haga. Y, si alguna vez se te pasó hacerlo, lo hace constar en acta. Tu incomodidad no debería ser el placer de otra persona

Si está a punto de terminar, no se le ocurre avisarte. Lo que normalmente suele terminar con una eyaculación sorpresa en tus senos, boca o incluso ojos. Y, lo peor, es que sabes que si tú terminaras en su ojo, la discusión podría ser épica, aun teniendo en cuenta que jamás estaría dispuesto a ello.

Foto: Tomada de Internet.

Atrás. Basta. No sabes a quién más ha querido hacérselo así.  

Foto: Tomada de Internet.

Tiene una fobia tal al compromiso que el hecho de pasar más de tres horas contigo le aterra. A no ser que sean tres horas de sexo tras las que huirá de tu casa.

Él debe pensar que cada vez que le apetezca, tú estarás de humor y con ganas. Pero no. Y cuando tú quieras, él estará con sus amigos en el sofá.

Foto: Tomada de lecturahermosa.blogspot.com

Ni tiene intención de encontrarlo. Podrías tener señalizaciones por todo tu cuerpo y ni se interesaría en mirarlas.

Y le dará absolutamente igual que su sabor sea bastante desagradable o que tú estés dolorida o que lo único que quieras es dormir.

Foto: Tomada de esasviejas.tumblr.com

Y le dará igual que le hayas dicho que no diez veces. Lo volverá a preguntar porque no solo es impermeable a tus respuestas sino que más que como una persona, te ve como un conjunto de orificios por donde introducir su pene.

Foto: Tomada de Internet.

E incluso será capaz de dormir abrazando una almohada para mantener una separación física y emocional entre ambos.

Con información de Cosmopolitan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada