viernes, 10 de julio de 2015

¿Puede el cambio climático alterar el sexo de animales? - Univisión

"La cantidad de hembras de sexo revertido aumentó cada año"

Entre los muchos efectos todavía por conocer del cambio climático, aquí hay otro del que preocuparse: el cambio de sexo de algunos animales. Investigadores australianos han demostrado que el aumento de la temperatura altera el sexo de unos lagartos llamados dragones barbudos (Pogona vitticeps) en poblaciones salvajes. Cuando los huevos están expuestos a temperaturas más altas, producen machos feminizados.

En los mamíferos, incluso los seres humanos, el sexo de las crías es determinado genéticamente por los padres. En los reptiles, la determinación del sexo es más variable. Mientras que algunas especies comparten este mismo proceso, en otras el factor determinante pasa a ser la temperatura.

Esta forma de determinar el sexo se presenta en algunos reptiles como las tortugas y los cocodrilos, en donde no es la información genética la que determina el género sino la temperatura a las que se han sometido los huevos durante su desarrollo. Por ejemplo, temperaturas de arena cálida producen tortugas marinas hembras y temperaturas más frías producen machos.

En el caso de los dragones barbudos, se había demostrado ya en condiciones de laboratorio, que a temperaturas específicas se produce un cambio. Su género pasa a determinarse por la temperatura en lugar de su sistema genético. Específicamente, se da una reversión de sexo en la que los embriones machos se convierten en hembras a pesar de conservar la información genética de un macho de dragón barbudo.

Ahora, investigadores de la Universidad de Canberra han hallado que esta adaptación también ocurre en la naturaleza. Observaron que en poblaciones salvajes en la frontera sureña de Queensland, también se da esta reversión del sexo cuando suben las temperaturas. Es más, en estas condiciones, las madres revertidas solo producen crías femeninas, y los genes ya no influyen sobre el sexo. Además, estas hembras tienen más crías que las hembras normales.

¿Cómo se relaciona esto con el cambio climático? Los científicos australianos constataron que la cantidad de hembras de sexo revertido aumentó cada año durante el transcurso del estudio. Y como incide Clare Holleley, investigadora principal del trabajo, "en esta área se ha registrado un aumento de las temperaturas extremas diarias en los últimos 40 años". Desde el punto de vista científico, no se puede afirmar categóricamente que sea el cambio climático el que está cambiando el sexo de estos lagartos. Pero como explica, este aumento de las oscilaciones de las temperaturas no deja de ser un indicador del calentamiento global y considera que está detrás de lo que está sucediendo con los dragones barbudos.

Estos resultados suponen una primera aproximación a cómo las temperaturas están cambiando el sexo de los dragones barbudos y reflejan lo que podría suceder en otras especies similares. Como explica Holleley, si las temperaturas más cálidas crean poblaciones predominantemente femeninas, podría llegarse a un punto en el que no quede ningún macho y la población no tenga ya posibilidad de reproducirse.

Esto aumentaría el riesgo de extinción de la especie si no logra adaptarse y cambiar la proporción de machos y hembras. Sin embargo, si los animales logran adaptarse rápidamente a un entorno cambiante, utilizando diferentes sistemas de determinación de sexo, también podría ser una forma aumentar su resistencia a los cambios. Aún queda por ver si esta adaptación será una ventaja o un signo de su futuro colapso.

©Univision.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada