miércoles, 1 de julio de 2015

Escándalo: dos menores se filmaron teniendo sexo en una escuela ... - San Juan 8

Una legendaria institución educativa del distrito de San Miguel, como el colegio San Alfonso, está por estas horas en el centro del escándalo ante la circulación de un video de alto contenido sexual, que involucra a dos de sus alumnos del nivel secundario.

El hecho habría tenido lugar en una de las instalaciones del establecimiento, aprovechando la ausencia de las autoridades escolares. Éstas sólo se limitaron a expresar que "se está trabajando" en la cuestión, como si no tuvieran conocimiento al respecto, pero a la vez se desenvolvían con recelo y sigilosamente ante la presencia de los medios en la entrada principal del recinto, dando cuenta de estar al tanto de la situación.

Un video casero puso en jaque la reputación del Instituto San Alfonso, situado en avenida San Martín al 2200, de la localidad bonaerense de Bella Vista, un establecimiento de educación privada y que abarca jardín de infantes, nivel primario y secundario a una cuota mensual que ronda los 2.300 pesos.

Sin embargo, su imponente edificio, prolijamente cuidado que intenta justificar dicha suma de dinero y así pretender ser una entidad destacada en el ámbito educativo, no se corresponde con la bochornosa situación que se desencadenó dentro de sus instalaciones y que alcanzó conocimiento masivo a través de las redes sociales.

Durante la misa

El hecho en cuestión aconteció el pasado viernes 26 de junio, durante el desarrollo de una misa en el complejo, e involucra a una alumna y su compañero, de 13 y 14 años respectivamente.

Los menores mantuvieron relaciones sexuales en uno de los baños de la escuela, mientras el mayor de ellos, simultáneamente, filmaba las acciones con su teléfono celular. Sin tomar conciencia de la gravedad y las consecuencias de lo que estaba haciendo, publicó las imágenes en las redes sociales y, a pesar de que a las pocas horas eliminó dicha publicación, fue tiempo suficiente para que tuviera trascendencia.

Justamente mediante esta vía los padres se enteraron del acto sexual, como es el caso de Mario, padre de tres alumnos, quien le expresó a "Crónica": "Es un tema delicado porque pasó en un colegio. Eso demuestra que si bien tendrían que estar detrás de los chicos, no lo están".

Por su parte, Estela, madre de un adolescente que concurre al centro educativo, reveló: "La escuela dice que pasó después de las 12.30, que es cuando termina el horario de clases y ya no hay preceptores. Pero pasó dentro del colegio y no se hacen cargo".

No había preceptores

En este sentido, el testimonio de la mujer refleja una particular situación que habitualmente ocurre en el edificio escolar. Los alumnos que luego de la jornada matutina tienen educación física por la tarde permanecen dentro de la institución sin estar al cuidado de ninguna autoridad escolar, puesto que, como señaló Estela, los preceptores se retiran pasado el mediodía.

Fue justamente en esa franja horaria cuando los alumnos se encerraron en el baño e hicieron lo que ya se conoce en la comunidad escolar. "Es bastante indignante, me sorprendí cuando lo vi, fue impactante", señaló Gisela, que egresó el año pasado del San Alfonso y aguardaba por su hermano, de 13 años.

El pequeño rompió el silencio con su familia por insistencia de su hermana mayor: "Le daba vergüenza contarlo. No podía creer que dos chicos de su edad hicieran eso". A pesar del estupor que reina en padres y alumnos, hasta el momento desde el interior del instituto todo sigue como si nada hubiera pasado.

"Los pibes asistían a clases sin luz"

El espeluznante acto sexual protagonizado por dos alumnos permitió también destapar otras irregularidades que, según los padres del estudiantado, tienen lugar dentro del Instituto San Alfonso, vinculadas principalmente con cuestiones edilicias, como reconoció Mario: "Hubo quejas porque estuvieron tres días sin luz y por ende no había agua porque no tienen grupo electrógeno. Pero las clases no se suspendieron y los chicos asistían sin luz".

Por su parte, Estela detalló que frente al establecimiento se ubica una fábrica que trabaja con combustible en condiciones por demás riesgosas. Allí "los chicos que están terminando la secundaria hacen una pasantía para comenzar a insertarse en el mercado laboral. Pero la cuestión es que trabajan con material inflamable sin protección, es un peligro".

"Se está abordando el tema con las autoridades"

Al tomar repercusiones masivas de lo ocurrido dentro del Instituto San Alfonso, sus autoridades han optado por tratar de mantener puertas adentro la escandalosa situación protagonizada por dos alumnos de 13 y 14 años.

A punto tal que en el egreso de los estudiantes del establecimiento se les recomendaba no referirse a la cuestión con "Crónica", en su afán de minimizarla. Bajo esa línea, sólo se presentó a este medio el representante legal del colegio, Gustavo Juárez, quien a modo de discurso formal expresó: "A partir de que la institución toma conocimiento de la circulación de este material, obviamente da inmediata intervención a las autoridades educativas de la región". 

Y cierra su pronunciamiento con la promesa de: "Se está abordando el tema con todos los sujetos implicados". El que calla otorga o un gesto vale más que mil palabras puesto que si están al tanto de la circulación de un video y están trabajando con los involucrados, entonces se desprende que el hecho sexual sucedió a pesar de intentar argumentar: "No estoy aceptando nada". (Fuente: Crónica). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada