sábado, 4 de julio de 2015

En seis meses reportan 76 niños víctimas de violencia sexual, un ... - crhoy.com

Imagen con fines ilustrativos. Archivo CRH

Imagen con fines ilustrativos. Archivo CRH

Este año han llegado ya 76 menores al Hospital Nacional de Niños tras ser víctimas de violencia sexual, mientras que en todo el 2014 esa cifra fue de 75. En la mayoría de los casos analizados, los agresores no son los familiares de los ofendidos.

Pero uno de los aspectos que evidencia más gravedad en el tema, es que hay, por primera vez, menores con enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea.

La situación es, para las autoridades de este centro médico, de suma preocupación porque al revisar los datos se puede determinar que ya se sobrepasó lo ocurrido el año pasado y la cifra podría ser mayor, pues los casos en los que un familiar es el abusar por  lo general son más difíciles de denunciar y muchos quedan ocultos.

De acuerdo con la jefa de trabajo Social del Hospital Nacional de Niños, Ana Virginia Quesada, esto podría estar provocando que los casos que se dan con los mismos familiares se estén invisibilizando.

Quesada manifestó que los afectados son de todas las edades, pero en la mayoría de las situaciones son niñas y niños en edad preescolar y escolar y se logran detectar con mayor facilidad cuando las profesoras empiezan a trabajar este tema con los menores y ellos empiezan a identificar qué les ha ocurrido, pero existen excepciones.

La especialista informó sobre un caso muy particular, el de una niña que no fue identificado luego que una maestra realizó un test. La menor era, al parecer, abusada por su propio primo quien fue también victima de otro adolescente anteriormente.

Al indagar sobre este tema, los especialistas se dieron cuenta que habían otros pequeños de la familia que también eran víctimas de este delito.

La directora a.i de este centro médico, Dra. Olga Arguedas, aseguró que esta situación es lamentable y destacó que existen también secuelas físicas, dependiendo de la "brutalidad" con la que se cometa el delito, pero que esto por lo general se da en casos esporádicos; las consecuencias que sí son más frecuentes son las psicológicas, como los síndromes de estrés post- traumático, trastornos del sueño, de la alimentación e incluso crisis de pánico.

Otras consecuencias comunes que se presentan son la distorsión de la sexualidad, baja autoestima, poca socialización y problemas de aprendizaje en el centro educativo.

Quesada recalcó que se debe tener muy claro que abuso sexual no solo se trata de violación, también existen otras expresiones que causan igual daño, como por ejemplo, los toqueteos, cuando los menores son inducidos a la pornografía así como el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Según la trabajadora social, las situaciones que se ven con menos frecuencia son las violaciones, ya que el ofensor sexual siempre va a hacer un trabajo planificado, por lo que trata de no dejar evidencias físicas.

Actualmente la mayoría de los casos presentados este año siguen bajo tratamiento, "los procesos socio-terapéuticos que uno puede hacer con la víctima son fundamentales para la sanidad, pero se debe trabajar paralelamente con la familia para tratar de prevenir la revictimización del niño," destacó.

Este tipo de intervención tarda años y de acuerdo con Quesada en el Hospital se trata de brindarlo de manera puntual, por culpa de los limitados recursos.

Lo más reciente en Nacionales


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada