lunes, 20 de julio de 2015

En el sexo, la espontaneidad es esencial - La Nueva Provincia - La Nueva Provincia

Agencia NA

Hace poco más de una década, la aparición del sildenafil (más conocido por su nombre comercial Viagra) revolucionó la sexualidad por su eficacia para hacer que el varón se sintiera plenamente seguro, aunque la utilización de la conocida "pastilla azul" quitaba "espontaneidad" a la hora de mantener relaciones sexuales.

Para no tener problemas de erección, debía tomar un comprimido en ayunas, como mínimo entre 30 y 45 minutos antes de la relación, y durante 4 horas podía esperar que todo funcionara según lo esperado.

El problema es que buena parte del encanto de la vida sexual y el erotismo está en la espontaneidad, en permitirse el libre juego y dejar que las cosas sucedan cuando ambos lo desean y están listos.

Tal vez por eso es que ni a varones ni a mujeres les atrae demasiado la idea de tener que planificar el momento exacto en que van a tener una relación sexual.

Tales situaciones del tipo "ahora o nunca", en las que el tiempo apremia, pueden ser excitantes en el marco de una historia de suspenso o de aventura, pero no siempre lo son cuando se busca el placer sexual.

Así, es el fármaco el que determina en gran medida cómo y cuándo se tiene la relación, y muchos de los que recuperaron gracias a él su actividad sexual plena, añoran la "espontaneidad perdida". La noticia es que hoy existen alternativas para quebrar esa supuesta disyuntiva entre "sexo espontáneo" y "sexo planificado".

"El varón tarda en promedio unos 30 minutos entre la aparición de la oportunidad y la concreción de una relación sexual. En general no les gusta planificar la relación sexual, y a las mujeres menos aún", explicó Gustavo Rodríguez Baigorri, médico psiquiatra y urólogo, jefe del área de Sexología Clínica del Hospital Tornú.

No obstante, el urólogo señaló que "la disfunción eréctil, sobre todo cuando aparece en hombres más jóvenes, es una señal que da el organismo, y que no es de ningún modo un problema de "masculinidad", sino que debe ser investigada en su causa y tratada".

"Es muy importante saber que los mismos factores de riesgo que a nivel genital se manifiestan como disfunción eréctil son los que en el corazón causan la enfermedad coronaria", advirtió Rodríguez Baigorri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada