jueves, 23 de julio de 2015

Diario La Nación - noticias de Chile y el mundo - Bloguera ... - La Nación (Chile)

El mercado editorial del sexo da para áreas tan ilustradas y multitasking como las que la era digital permita. Al respecto, uno de los blogs de contenido formal sobre el tema más valorado en ese sentido es el de Karen Uribarri, sexblogger y periodista diplomada en sexología quien regenta Sexosentido.cl.

Imagen foto_00000019El sitio aborda las principales inquietudes del usuario genital en general, pero con una cuidada dosis de ciencias blandas que Uribarri dice haber cultivado como valor agregado para diferenciarse de la generosa competencia web.

"Partí escribiendo en medios digitales como Terra y luego Cosmopolitan, así que cuando vi que aumentaba el interés en los contenidos decidí resguardarme académicamente con un diplomado en sexología que cursé en el Centro de Estudios de Sexualidad de Chile, donde tuve profesores como Nerea de Ugarte o Rodrigo Jarpa. Hasta donde sé era la primera y única periodista que tomó ese diplomado", recuerda.

Por entonces, "los temas-sexuales-país" eran los referidos al multiorgasmo, a cuántos orgasmos podía alcanzar una mujer y qué importancia real tenía alcanzar el clímax durante el coito."El mito masculino insiste en que toda relación sexual debe acabar en un orgasmo, cuando en realidad puedes tener sexo simplemente por el placer de realizar el acto. Pero la gente piensa que es un tremendo trabajo y un hábito que finalmente lleva a algunos a la frustración", explica.

El blog Sexo Sentido
tiene, un dia cualquiera, en su portada tutoriales sobre las 4 posiciones que mejor desempeño logran en la cama o una práctica introducción al tantra para dummies, mezclando yoga, miradas y energía a través del tantra además de una interesante galería con fotos de desnudos de veteranos de guerra (para ellas) que demuestra que la amputación no es impedimento para ser objeto de deseo.

Sexo oral: una inquietud universal

Esa mirada lateral, ajena al morbo y la seducción del folleto de sauna, impregna el trabajo de Uribarri quién ha logrado llevar a la práctica el oficio como asesora de exclusivos clubs nocturnos para chicos y chicas por igual, donde gestiona activaciones, gestiones de marketing y hasta castings. Ahí aplica gran parte de esa teoría que también conoce del lector de material sobre sexo. Otro magíster sobre la vida puertas adentro del chileno que lee sobre erotismo.

Imagen foto_00000003Calibrar esa sintonía no fue algo fácil, dice. "Creo que después de ese diplomado me puse algo más densa respecto de la forma de comunicar los temas. Me puse a explicar mejor las cosas a la luz de lo que iba aprendiendo y me di cuenta de que a la gente no le interesa necesariamente ese tipo de información académica. Los artículos con más likes o retuiteos son los manuales sobre cómo abordar rápido una felación, por ejemplo, la cosa anecdótica", recuerda como parte de un forzado noviciado. Cuenta que las principales búsquedas que llegan al historial de sus posteos, desde todo el mundo hispanohablante, está coronado por un persistente lugar común: el sexo oral.

"Todo lo que tenga que ver con eso siempre es un éxito, es algo impresionante. Le siguen siempre los artículos sobre consejos y manuales, cosas a nivel de tips. Eso habla de un lector que busca lo rápido, lo que pueda realizar fácil o digerir sencillamente. Es como si la gente deseara que existiese una pastilla del deseo, tomársela y que la cosa suceda y funcione. Bueno, para allá va la cosa en el futuro parece... lamentablemente. Porque el sexo es una energía, cuando tienes un coito con tu pareja suceden cosas, estalla todo y se destapan los chakras y ocurren cosas mucho más relevantes que el orgasmo, pero que la gente parece ignorar", cree.

-¿Desde esa mirada académica, qué cosas aprendiste que te hicieron cambiar de foco a la hora de escribir de sexo para los chilenos?
-Una lección muy importante es la forma en que mucho de nuestra sexualidad de adultos es un proceso que se arrastra desde que somos niños, desde una edad muy temprana. Desde la época de los abrazos de mamá, de la atención del papá; cosas que desencadenan tu forma de vivir el afecto cuando eres mayor. A la hora de buscar a tu pareja, quizás no te de des cuenta, pero traes una carga emocional que se mezcla con otros factores sociales que generan tensiones que muchas veces no sabes de donde vienen.

-¿Existe algo así como un nuevo imaginario del sexo según el feedback que recibes de tus lectores?
-Han aparecido cosas que me sorprenden y me gustan. Por ejemplo que el hombre cada vez más desea interiorizarse sobre las formas de satisfacer a la mujer y no necesariamente tener sexo a priori. Quieren concentrarse en hacer sentir placer a la mujer, pero piensan que esto se logra a base de determinadas técnicas o un número determinado de orgasmos, cuando no hay nada más fácil para una mujer que fingir un orgasmo.

Este hombre nuevo se está dando el trabajo de conocer el cuerpo y el interior de una mujer, sin embargo cree que con eventuales nuevas parejas una técnica que le sirve con una le funcionará con otra: la forma de tocarla, de besarla o hacerle sexo oral. Lo mismo pasa viceversa con la mujer, pero también ella está viviendo una apertura de probar cosas nuevas como juguetes, el sexo anal; que no es algo tan malo como se piensa o bien realizar una felación hasta el final. En el fondo jugar más y dejar de lado el sexo como trámite, como algo estructurado.

Imagen foto_00000002-¿Dirías que la era digital trajo consigo nuevas mitologías durante esta última década?
-Ni siquiera han desaparecido los anteriores para hablar de nuevos, pero te diría que la mujer sigue diciendo que no se masturba. Por otro lado se destaparon también los tríos y orgías. Cada vez conozco mas gente que realiza normalmente tríos, pero no sé si ha cambiado mucho la cosa en términos formales porque no se ven cambios radicales y existe mucho discurso liberal de la boca para afuera mientras que en la intimidad se sigue siendo el mismo.

-¿Crees que por ahí se perfilan las fallas en la cama de las que adolece el chileno?
-Sí, quizás. Porque por más que te digan que el sexo no es importante, es lo que vende y siento que al no congeniar esa relevancia es que no avanzamos y vamos creando más frustración. Y la mujer sigue siendo presa de esa mitología y el hombre víctima de la ilusión del macho mientras que la industria del porno aumenta su radio de influencia a cambio de esos contratos.

Los comentarios publicados están sólo en plataforma de Facebook y La Nación.cl no se hace responsable de su contenido ni aplicará edición a ellos. No obstante, se reservará el derecho de administrar las listas de comentarios cuando éstos presenten ofensas personales.
Los usuarios que se sientan afectados por algún comentario también pueden usar la misma plataforma de Facebook para denunciarlos en caso que los consideren ofensivos o denigrantes.
Los artículos publicados bajo la etiqueta de Opinión son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no necesariamente representan la línea editorial La Nación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada