domingo, 19 de julio de 2015

Demandan a una empresa constructora por acoso sexual - El Ancasti - El Ancasti Editorial

Una empresa constructora local fue demandada por una ex empleada, quien denunció a uno de sus socios por el delito de acoso sexual laboral. Es en el Juzgado Laboral Nº 2 a cargo de la doctora Gimena Soria Seco, en donde se lleva a cabo el juicio luego que la víctima fue "tocada" por uno de los socios y rechazado tener relaciones carnales. Tras esto la joven comenzó a ser víctima de acoso laboral.

Según la información a la que pudo acceder este diario, los antecedentes del hecho se remontan a julio de 2013. La mujer trabajaba como empleada administrativa en la empresa y el hecho ocurrió en la intimidad de una de las oficinas de la constructora.

Después que la denunciante se negara a ceder a los bajos instintos de su jefe fue obligada a reducir su sueldo a la mitad a través de un convenio de reducción horaria de jornada laboral falso, porque en realidad seguía cumpliendo tareas a jornada completa.

Con el transcurrir de los meses la mujer era hostigada permanentemente por el jefe acosador con destrato o descalificaciones constantes a su trabajo. Las acciones se extendieron hasta llegar a negarle tareas relegándola a estar sentada horas en su escritorio sin hacer nada.

Tras soportar la situación por varios meses, la mujer no solamente tuvo que considerarse despedida por no soportar el asedio sino porque le resultaba imposible sostener su hogar con la mitad de su salario con un trabajo de día completo.

Ante la situación vivida, decidió ir a la Justicia y exponer su caso. Ahora en el juicio que se tramita ante el juzgado se determinará la indemnización que le corresponderá a la mujer por la situación vivida.

El acoso laboral

El acoso sexual no tiene una normativa específica a nivel nacional aplicable al ámbito privado respecto del acoso sexual en las relaciones laborales, es por ello que en el país la persona afectada no cuenta con ningún mecanismo directo que le posibilite obligar al acosador a cesar en su conducta. Solo existe algún tipo de regulación en algunas zonas como en Buenos Aires y Santa Fe. A nivel nacional, en el ámbito de la función pública rige el Decreto 2385 de 1993, que introdujo el tema del acoso sexual por vía reglamentaria. Al definir el acoso sexual se refiere al funcionario que en ejercicio de sus funciones se aprovecha de una relación jerárquica e induce a otro a acceder a sus requerimientos sexuales (exista o no acceso carnal).

Adónde dirigirse

En caso de sufrir acoso sexual, se recomienda recurrir a la Comisaría de la Mujer y el Menor, sita en avenida Alem, o comunicarse a su teléfono 383-4437931. También a la Casa de la Mujer, ubicada en el barrio Los Pinos, calle Río Abaucán Nº 63 (a metros de Illia y Marcos Figueroa), teléfono 383-4437868; 383-154610873.

Según estudios de la Organización Internacional del Trabajo, el 2% de las personas que trabajan en el mundo –y en especial las mujeres– padecen acoso sexual. Existen varias definiciones sobre el concepto de acoso sexual plasmadas en leyes, fallos de tribunales, códigos y convenios colectivos. Si bien pueden diferir en ciertos detalles, expresan equivalentes puntos clave: acoso sexual es toda conducta de naturaleza sexual y basada en el sexo que afecta la dignidad de hombres y mujeres por lo que resulta ingrata, ofensiva, humillante e irrazonable para quien la recibe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada