sábado, 4 de julio de 2015

Cuando el placer sexual se transforma en una adicción - Diario El Día

Cuando el placer sexual se  transforma en una adicción

Cuando el placer sexual se transforma en una adicción

La ninfomanía se caracteriza por el deseo compulsivo de tener relaciones sexuales. De acuerdo a la Clínica de Sexualidad de Estados Unidos se considera una patología si el sexo domina los pensamientos de una persona y si afecta otras áreas de su vida.

La también conocida hipersexualidad, es una manifestación de problemas psicológicos y biológicos que tienen origen en el sistema límbico debido a la presencia de tumores, también puede ser un síntoma de enfermedades psiquiátricas como los estados psicóticos y esquizofrenia.

Entre las principales causas de la ninfomanía son los cambios hormonales, abuso sexual, trastorno bipolar y uso de drogas como anfetaminas y opiáceos.

Existen teorías de mujeres que sufrieron una violación y se conviertan en ninfómanas, debido que tratan de recuperar el poder de su sexualidad a través del sexo.

Algunas mujeres consideran al sexo como la única forma de tener cariño y afecto. Es una actividad que consiste en llenar vacíos emocionales.

Entre los principales síntomas destaca la necesidad incontrolable de tener sexo de todo tipo, desde relaciones sexuales con desconocidos hasta el consumo de pornografía. Se producen sentimientos de culpa y en ocasiones se recurre a la prostitución para satisfacer la necesidad sexual.

La ninfomanía debe ser tratada por un especialista para que te proporcione un tratamiento integral, tanto médico como psicológico. De esta forma te puede ayudar a reconocer la raíz del problema y solucionarlo.

Cuando a un hombre presenta un trastorno similar, se le conoce como "satiriasis".

NO SE DIAGNOSTICA

En la actualidad estos trastornos no se diagnostican como ninfomanía o satiriasis, sino como hipersexualidad. Sin embargo, siguen apareciendo en la Clasificación Internacional de Enfermeda

Para "curar" esta enfermedad utilizaban métodos drásticos como quitar el clítoris y los ovarios. También le pedían a la paciente bañarse con agua helada y le recetaban mucho descanso.

En 1800, se creía que por comer chocolate, leer y tener pensamientos "impuros", la mujer se volvía ninfómana.

Muchos científicos han encontrado una relación entre la hipersexualidad y la demencia. Así mismo investigan el vínculo entre la bipolaridad y la adicción al sexo.

Muchos abogados han ayudado en dejar a libertad a violadores al asegurar que sus víctimas son ninfomaníacas.

EL TAMAÑODE LA CABEZA

Hace 200 años, los frenólogos creían que las personas que tenían las cabezas más grandes tendrían un mayor deseo sexual.

La terapeuta y escritora, Kelly McDaniel, asegura que las personas hipersexuales disfrutan menos el sexo. Ya que al tener mucho se llega a convertir en una forma de pasar el tiempo.

HIPERSEXUALIDAD ES DISTINTO A PLACER

Que disfrutes mucho al tener sexo no significa que seas ninfomaníaca. Solo comienza a ser un problema cuando se deja de hacer de forma funcional y se convierte en una obsesión.

Existen teorías de mujeres que sufrieron una violación y se conviertan en ninfómanas, debido que tratan de recuperar el poder de su sexualidad a través del sexo.

De la adicción al sexo no se hablaba tanto hasta que Lars von Trier estrenó su ya célebre y polémica película en dos volúmenes, Nymphomaniac, en la que Charlotte Gainsbourg interpreta a una mujer que padece la mencionada adicción.

 A raíz de la exitosa película, los medios se han hecho eco de este problema del que no parece hablarse tanto, pero que es para mucha gente una realidad con la tiene que convivir en su día a día. 

Son destacables algunas de las declaraciones que podemos encontrar en la página Sex Addicts Anonymous in the UK, en la que numerosos adictos al sexo dejan testimonio de su experiencia. "¿Controlas tu vida sexual o ella te controla a ti?", se pregunta al público en esta página web, desde la que se quiere destacar el hecho de que la adicción sexual es una realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada