sábado, 18 de julio de 2015

Cinco factores que afectan el desempeño sexual - EL DEBATE (Comunicado de prensa) (Registro)

Un padecimiento que afecta a un gran número de personas y que se puede solucionar con sencillas recomendaciones

La mayoría de los problemas ligados a considerar que se tiene un mal desempeño sexual, están relacionados principalmente con la falta de una erección lo suficientemente fuerte o por el tiempo necesario.

Así como por eyacular antes de lo deseado, situaciones que muchas veces están relacionadas con ciertos hábitos que pueden corregirse con facilidad, indicó en un comunicado el Bidton Medical Group.

Precisó que algunos de los principales aspectos que habría que modificar tienen que ver 100 por ciento con el estilo de vida que los hombres en la actualidad suelen llevar.

Factores.  La vida sedentaria, el consumo de alcohol, el tabaquismo, el estrés y la mala alimentación son cinco factores que afectan un buen desempeño sexual en los hombres mayores de 35 años.

Estos son llevar una vida sedentaria afectada por una mala condición física que no permite cumplir con la misión de dar y recibir satisfacción.

En estudios realizados por Boston Medical Group se observó que las personas mayores de 50 años que practican ejercicio constantemente, llevan una vida sexual más activa comparadas con quienes no se ejercitan.

El ejercicio permite que exista una mayor oxigenación en el cuerpo y mejora la circulación, ayudando así a lograr fácilmente la erección y a que ésta sea más potente, por lo que se recomienda realizar actividad física al menos 30 minutos diarios.

El tabaco y el alcohol no se llevan con un buen desempeño sexual. Si bien el alcohol enciende el deseo, esto no se refleja en el desempeño final.

Los expertos profesionales en salud sexual masculina indicaron que se sabe que la disfunción eréctil es bastante común en personas que abusan del alcohol, y esto se debe a que "adormece" el sistema nervioso central, y por tanto, los movimientos son más lentos y se tiene poco control sobre ellos.

Mientras que al tabaco, se suele relacionar con enfermedades de tipo cardiovascular y la aterosclerosis, que impide el flujo adecuado de sangre por las placas que lo obstruyen y por tanto, no hay buenas erecciones.

El estrés constante puede generar poca motivación y cansancio, tener consecuencias psicológicas de baja autoestima, pensamientos negativos de "nunca llegó a la erección", "no puedo hacer feliz a mi pareja", entre otras, lo que se convierte en un círculo vicioso impidiendo buenos resultados.

En tanto que la mala alimentación lleva a padecer diabetes, hipertensión, colesterol alto, lo cual puede derivar en disfunción eréctil, lo que destaca la importancia de comer sano.

Hazte fan de EL DEBATE en Facebook y síguenos en Twitter para estar actualizado de lo más relevante en Sinaloa, México y el mundo.

También suscríbete al boletín informativo de noticias generales, deportes y fin de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada