martes, 13 de enero de 2015

"BedSurfing', costear viajes con sexo en cada ciudad - Crítica

Hay muchas maneras de viajar de manera económica, incluyendo el CouchSurfing que consiste en alojarte en el sofá de un anfitrión durante las noches que acordéis a través de una página web, donde puedes ver el perfil de todos los que ofrecen su humilde morada para que puedas hospedarte. En efecto, habíamos escuchado hablar del CouchSurfing, pero ¿y el 'BedSurfing'?.

Con tan solo 19 años de edad, la mujer de Shanghai llamada Ju Peng, publicó un anuncio en un espacio web llamado Sina Weibo -una web de microblogging de gran popularidad en China-, en el que explica un plan de viaje poco convencional. Nuestra desatada protagonista espera costearse sus futuros viajes a las distintas ciudades de China a cambio de sexo. "Todo el mundo gana", asegura Ju Peng, cuyos requisitos para el anuncio son bastante exigentes, pues busca un "novio temporal" no mayor de 30 años, apuesto, más alto de 1'75 m y, por supuesto, rico.

En el anuncio se puede leer:

"Los hombres, financiarán mi transporte a su ciudad y todos mis gastos que allí necesite por lo que tienen que ser generosos.

A cambio, recibirán una noche conmigo, toda mi atención y la oportunidad de presumir delante de los amigos, de la compañía de una muchacha realmente hermosa".
Nuestra modesta y exigente amiga ha recibido cantidad de propuestas de miles de internautas de todo China, dispuestos a todo con tal de acostarse con una belleza asiática. Sin embargo, se ha generado gran controversia, pues a la vez que muchos han acogido la propuesta con los brazos abiertos, hay gente cargada de indignación que ha pedido la retirada inmediata del anuncio, pues consideran que se trata de un acto similar a la prostitución.

Ju declaraba haber ejercido ya este polémico método para viajar por la zona Este del país

Así reafirma su voluntad de continuar viajando a cambio de sexo, ya que de lo contrario no podría costeárselo.

"Me gustaría visitar el resto del país pero no tengo bastante dinero para costeármelo. Es como hacer autoestop. No hay nada de lo que avergonzarse"

Sin embargo, la presión ejercida para que se elimine el anuncio de la joven, está poniendo en peligro la supervivencia del BedSurfing.

Jun confía ciegamente en su aspecto para que caballeros de clase alta puedan costearle sus viajes a cambio de su compañía

"Aunque puedan parecer prácticas de dudosa moralidad, cada uno debería hacer lo que quisiera con su cuerpo", afirma uno de los internautas defendiendo a Ju entre tanta crítica. Otros, sin embargo, dicen: "Si ella aceptara el dinero en efectivo todos sabríamos como llamarla. Es un modo asqueroso de continuar viajando".

Como podéis ver, hay opiniones para todos los gustos. De lo que sí estamos completamente seguros es que nuestra protagonista seguirá ejerciendo su derecho a viajar bajo las condiciones que ella estime oportunas, siempre y cuando un adinerado y apuesto príncipe azul las acepte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada