martes, 13 de enero de 2015

3 claves infalibles para tener buen sexo, ¡aplícalas! - Terra México

publicidad

13 de enero de 2015 • 21:14

Tener relaciones sexuales satisfactorias es relativamente sencillo cuando hay apertura mental, emocional y corporal en ambos miembros de la pareja. A continuación te decimos como lograr este estado ideal para el buen sexo. Si te preocupas por desarrollarlo, cualquier encuentro sexual con tu hombre será memorable.

Clave 1: Conoce lo que estás haciendo.
Antes que aprender técnicas sofisticadas o posiciones extravagantes, lo primero que debes hacer es reunir información sobre ti misma. Identifica lo que te excita, las partes del sexo que más disfrutas y las zonas erógenas y no erógenas que te encanta que te estimulen.

Cuando seas consciente de tu mapa erótico, el siguiente paso es ampliar tus referentes sexuales lo más que puedas. En este punto entran los libros especializados, el conocimiento de prácticas sexuales poco tradicionales y cualquier información que te ayude a expandir tus nociones acerca del tema.

También es importante explorar las cuestiones técnicas del sexo. Resulta increíble que muchos hombres y mujeres adultos ignoren que la gran mayoría de las chicas llegan al orgasmo únicamente mediante el clítoris, o sea que por más que las penetren, cerca del 70% nunca alcanzará el clímax de ese modo. Como ésta hay muchas otras creencias que entorpecen el desempeño sexual y es fundamental estar enteradas de ellas.

Clave 2: Trabaja tus emociones
Una de las causas más comunes por las que el sexo se vuelve complicado y poco placentero es que lo dotamos de cargas y significados que no le corresponden. En ese sentido, las habilidades emocionales nos ayudan a distinguir la importante diferencia entre lo que el sexo puede darnos y lo que no tiene una relación directa con él: el coito es apasionado, divertido y emocionante, pero no necesariamente significa amor, compromiso o intimidad.

Además, cuando somos hábiles emocionalmente, las relaciones sexuales dejan de ser un asunto de vida o muerte ya que tenemos suficientes herramientas psicológicas para afrontar las situaciones incómodas, desagradables o inesperadas que pudieran ocurrirnos. Si nuestras emociones están en orden, no nos decepcionará que nuestra pareja eyacule muy rápido o no mantenga la erección alguna vez, tampoco encontraremos sentido en fingir orgasmos pues estaremos convencidas de que el objetivo del sexo no es ese solamente.

Clave 3:Desarrolla tu consciencia corporal
Para tener sexo se necesitan dos cuerpos. Y aunque cada uno pertenezca a una persona distinta y sean independientes, requieren bastante sintonía para disfrutarse mutuamente. Para lograr una armonía entre la pareja, sus cuerpos deben relacionarse adecuadamente y compartir un ritmo en sus movimientos. Esto se consigue con la práctica, hablándose mientras hacen el amor y al conocer el mapa erótico del compañero.

Por otro lado, hay que aprender a escuchar lo que nuestro propio cuerpo nos pide y hacerle caso aunque sintamos que "el malvado" no debería desear lo que desea. Por eso, si algo nos excita, nos excita y punto. No es bueno ni es malo, sino natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada