domingo, 3 de noviembre de 2013

La historia los avala - Diario Digital Juárez


Dubai— ¡Ya es México semifinalista del Mundial Sub-17!

La Selección Nacional volvió a pegar con fuerza en la categoría de sus mayores conquistas y ya cumplió el objetivo de meterse entre los cuatro primeros de la competencia mundialista al despachar a Brasil e ir viento en popa a la revalidación del título del 2011.

Con la lluvia de drama en una tanda de 24 penales, el Tricolor se impuso 11 a 10 (12-11 final) a la verdeamarelha, después del empate 1-1 en el tiempo regular que tampoco se exentó de intensidad.

El conjunto azteca jugará así su tercera semifinal de la historia en la categoría y en las anteriores dos no sólo ha ganado, sino que se ha alzado como flamante campeón mundial.

En Perú 2005, golearon en la semifinal a Hol;anda 4-0 y de ahí en el juego por el título se impusieron 3-0 a Brasil.

Seis años después, en su propia casa, México derrotó a Alemania 3-2 en el encuentro previo a la final y ya por el título, ganaron a Uruguay 2-0.

México enfrentará el próximo martes a las 6:00 horas, tiempo de Ciudad Juárez y El Paso, al vencedor del duelo de hoy por la mañana entre Argentina y Costa de Marfil para decretar a un finalista.

El guardameta Raúl Gudiño se convirtió en el artífice del triunfo mexicano al detener los disparos desde los 11 pasos a los brasileños Gabriel y Mosquito, el primero vital al ser dentro de la serie primaria de cinco tiros, en situación de apremio luego de la falla del capitán Ulises Rivas.

Gudiño paró el quinto penal al conjunto sudamericano, cuando éste ya se saboreaba la eliminación de los verdes, y detuvo el duodécimo para dejar en bandeja de plata la definición del pase a la semifinal al americanista Alejandro Díaz, quien bajó el telón de la prolongada muerte súbita al meter el gol 11 del Tri en la tanda.

El equipo mexicano explotó en júbilo y en abrazos con su técnico Raúl Gutiérrez.

México acarició la victoria en el tiempo regular. Con mayor dominio que Brasil, aunque un tanto precavido en la segunda mitad, se puso arriba al 80', cuando Iván Ochoa culminó en la red un disparo desviado de Díaz.

A cinco minutos de cantar el triunfo para la Selección Nacional, apareció Nathan con un tiro que empató el cotejo y sembró el suspenso.

Sin embargo, los penales, otrora fantasmales para cualquier Tricolor, fueron la vía para la consolidación de la Sub-17, a un paso ya de la gran final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada