miércoles, 2 de octubre de 2013

Violenta manifestación de la CNTE deja a mando de la policía en ... - La Crónica de Hoy

Un mando de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal se encuentra en estado de coma tras ser agredido a golpes y pedradas por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) durante un enfrentamiento para evitar que bloquearan las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la ciudad de México.

Por tercera ocasión, la disidencia magisterial mostró su cara violenta, pues 16 policías más resultaron lesionados; a uno lo despojaron de su arma, chaleco, antibalas y radio de comunicación de cargo. También se detuvo a un integrante de la CNTE, cuyo nombre no dieron a conocer las autoridades, el cual fue presentado el Ministerio Público de Milpa Alta para evitar que fuera rescatado por sus compañeros.

Más de tres mil maestros viajaron en transporte público, en "operación hormiga" para iniciar protestas violentas; además, causaron afectaciones viales en avenidas importantes por más de cinco horas.

El contingente atacó a uniformados y encaró a medios de comunicación que transmitían sus marchas.

Todo comenzó desde las 05:00 de la mañana, cuando profesores de la Coordinadora se reunieron en el centro del plantón que mantienen en el Monumento a la Revolución; ello con el fin de informar a sus compañeros de la movilización a efectuarse.

En pequeños grupos se trasladaron en transporte público, algunos en microbuses y otros en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, con rumbo al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Sobre Circuito interior, una hora más tarde, obligaron al chofer de un tráiler a bajar de su unidad y lo utilizaron para bloquear la vialidad primaria.

De inmediato se movilizó un grupo de Granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, quienes impidieron el paso de los docentes al AICM; Álvaro Sánchez Valdez, de 39 años, subinspector del Agrupamiento Especial Metropolitano de la SSPDF, comandaba a 30 uniformados que pretendían negociar con la CNTE la liberación de la vialidad.

Sin embargo, fueron recibidos a golpes por lo maestros, que minutos antes, aproximadamente a las 07:00 horas, derribaron la maya ciclónica de la vialidad para hacerse de tubos metálicos.

Álvaro Sánchez fue atacado por una veintena de maestros, uno de los cuales lo golpeó en la cabeza con un tubo, ocasionándole un traumatismo craneoencefálico de tercer grado.

Los docentes también despojaron de su arma de cargo, un chaleco antibalas y un radio al policía capitalino Miguel Ángel Sánchez Zepeda, quien viajaba en una motocicleta de la corporación.

Al menos 16 agentes resultaron heridos, de los cuales 10 fueron atendidos en el lugar por paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) y los restantes fueron trasladados al Hospital Mocel.

Entre los uniformados que fueron hospitalizados se encontraba el mando "Relámpago Gama", quien después de sufrir dos convulsiones fue inducido a un coma, de acuerdo con el parte médico.

Cerca de las 09:00 horas, al observar la presencia de la Policía Federal, los maestros determinaron retirar el bloqueo y comenzar una marcha con rumbo a la Secretaría de Gobernación.

Treinta minutos después el contingente avanzó por Zaragoza, vialidad que resultó severamente afectada, así como el Eje 3 Oriente, Fray Servando, Eje Central, Rio de la Loza y Bucareli.

Por ello fueron "blindadas" con elementos de la SSPDF, la Cámara de Diputados y Televisa Chapultepec, ante el posible arribo de la CNTE; no obstante, los maestros llegaron a Gobernación donde demandaron audiencia con el secretario, Miguel Ángel Osorio Chong, y permanecieron hasta las 15:00 horas, momento en que regresaron al Monumento a la Revolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada