miércoles, 2 de octubre de 2013

¿Tener sexo con uno mismo? - Clarín.com

01/10/13 - 15:01

Si existe un tema que todavía es tabú en sexualidad es, sin dudas, la masturbación. Con el paso del tiempo, se le atribuyeron consecuencias como problemas de memoria, crecimiento de vello en las manos, y hasta castigos divinos.

La masturbación no es ni más ni menos que la autoestimulación de los órganos sexuales con el objetivo de sentir placer. Pero desde una perspectiva más amplia, también se entiende por masturbación cuando se estimula a otra persona. Y si se quiere extender un poco más la visión, hay que incluir no sólo a los órganos sexuales, sino a todo el cuerpo.

Aprender a masturbarse es fundamental para poder disfrutar del encuentro con el otro.

A diferencia de lo que se piensa, hay evidencia de que, ya desde la vida uterina, el feto se estimula los genitales para sentir placer y también se sabe que la masturbación está presente en personas de edad muy avanzada.

La masturbación es muy importante porque, así como se dice que la sexualidad se aprende, las primeras lecciones y el primer contacto con la genitalidad se dan a través de ella. Existe una relación directa entre la forma en que uno se masturba y la manera en que se comparte la sexualidad. Muchos de los problemas sexuales se originan en un mal aprendizaje (por falta de información o miedos).

Para los sexólogos, la autoestimulación es un recurso terapéutico y gran parte de los tratamientos se basan, al menos en una primera etapa, en técnicas de masturbación que ayudan al consultante a re-encontrarse consigo mismo, a conocer su propio cuerpo y a descubrir sensaciones hasta el momento desconocidas.

De esta forma, se adquieren nuevos conocimientos o se vuelve a aprender aquello que se aprendió mal.

Uno de los problemas sexuales más frecuente en hombres es la eyaculación precoz, y en la mayoría de los casos, tiene que ver con un mal aprendizaje del control eyaculatorio durante la masturbación. En cuanto a las mujeres, la anorgasmia (falta de orgasmos) muchas veces tiene que ver con la falta de autoestimulación y conocimiento de su propio cuerpo.

Al consultorio llegan muchas consultas de hombres que plantean que, en el momento de ponerse el preservativo, pierden la erección y a todos se les sugiere que utilicen preservativo para masturbarse y, de esa manera, habituarse a su uso.

Para concluir, señalamos por qué masturbarse es positivo y recomendable:

- La masturbación es uno de los primeros acercamientos que se tiene al sexo y a través de ella uno se conoce, explora y descubre sensaciones placenteras.

- Conocer el cuerpo es fundamental para luego poder disfrutar.

- Masturbarse sin culpa y poder disfrutarlo ayuda a prevenir problemas sexuales como la eyaculación precoz en el hombre y la anorgasmia  (ausencia de orgasmos) en las mujeres.

- Se puede considerar a la masturbación como un entrenamiento.

- Ayuda a mantener los órganos sexuales saludables y oxigenados, ya que la actividad que se realiza durante la masturbación es muy similar a la que se realiza cuando se tienen relaciones sexuales.

- Varias investigaciones han demostrado que las personas que se masturban con mayor frecuencia  tienen una vida sexual más activa y placentera.

- A esto hay que sumarle que, luego de masturbarse, uno se siente mucho más relajado, lo que demuestra que la autoestimulación es emocional y fisiológicamente saludable.

* Patricio Gómez Di Leva es docente de la Cátedra Libre de Sexualidad y Salud Reproductiva de la Facultad de Medicina de la UBA y sexólogo del Departamento de Educación Sexual de Prime Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada