martes, 29 de octubre de 2013

Sexo, mentiras y vanidad, la nueva apuesta del Canal Caracol - Cromos.com.co

Lunes 28 de octubre de 2013

Mentiras perfectas, la adaptación de la exitosa serie norteamericana Nip/Tuck trae a Colombia esta explosiva mezcla de la mano de un elenco de lujo.

Tres retos tuvieron los productores del Canal Caracol a la hora de traer a la televisión colombiana una versión lo más cercana posible de la exitosa serie norteamericana Nip/Tuck: los efectos especiales, las escenas de sexo y la profundidad de los personajes.

En el caso de los efectos especiales, debían lograr escenas de cirugías con un alto grado de credibilidad. «El equipo de efectos especiales del canal trabajó con látex, gomas, prótesis y maquillaje. Desde el comienzo, estuvimos acompañados por el médico Rodrigo Soto, quien nos ayudó a actualizar procedimientos que han cambiado en estos diez años», dijo Juliana Barrera, productora de la serie. 

Nip/Tuck estuvo al aire seis temporadas desde su lanzamiento en 2003 y muchas cosas han cambiado en la medicina estética, por eso fue necesaria la asesoría médica.

Las escenas de sexo significaron largas horas de grabación, hasta lograr la perfección que buscaban teniendo en cuenta que la serie se emitirá de nueve a diez de la noche. Fue muy exigente este aspecto, porque la serie original tenía una fuerte carga erótica que llevaba sobre sus hombros Julian McMahon, quien interpretó a Christian Troy, el médico soltero que llevaba una vida sexual turbulenta.

En Mentiras perfectas, es el español Emmanuel Esparza, quien interpreta a Cristóbal, el encargado de llevar la carga erótica de la serie. 

Michel Brown, en cambio, rompe con la tradición de sus papeles de galán y se convierte en un padre de familia conflictivo, psicorígido y medio amargado que sorprenderá a los televidentes con la carga dramática de su personaje, el médico Santiago Ucrós. Carolina Gómez también se exigió mucho con la interpretación de Julia Pombo. 

Y ante la pregunta obvia de en qué se parece Mentiras perfectas a la Nip/Tuck original, Juliana Barrero explicó que aunque se trata de una adaptación muy fiel, Carolina Lecompte y Claudia Fernanda Sánchez lograron una versión muy cercana al público colombiano.

En primer lugar, porque el triángulo amoroso está mucho más desarrollado en la versión criolla que en la estadounidense. El melodrama, que es lo que mejor sabemos hacer en Colombia, le da el toque necesario para que los televidentes tengan ganas de seguir las incidencias en la vida de dos cirujanos plásticos y sus pacientes.

Pero Juliana hace una advertencia desde el primer día a quienes fueron fieles seguidores de Nip/Tuck: no hay ninguna relación lineal entre una y otra, es decir, el primer capítulo de Mentiras perfectas no corresponde al primero de la serie original.

Lo que sí concuerda mucho entre la serie colombiana y la gringa es el cuidado en el arte y la fotografía. Los restaurantes, los bares, los automóviles, el vestuario y demás detalles, corresponden con el lujo y la altura estética de la historia de Warner.

 

Laura Ramos, una de las actrices nos contó acerca de su papel en esta serie que promete ser una de las mejores del año.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada