martes, 29 de octubre de 2013

Senado compromete transparencia para los estados - El Economista

Tania Rosas / El Economista

El Pleno del Senado de la República aprobó la reforma a la Ley de Coordinación Fiscal y a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, pero con cambios para que estados y municipios dejen atrás la opacidad y publiquen de forma periódica la información relativa a obligaciones y empréstitos, el manejo de participaciones federales y los recursos que obtengan en materia educativa, de seguridad e infraestructura.

Los cambios en materia de transparencia fueron aceptados por legisladores del PRI, PAN, PRD, PVEM y PANAL, porque fueron acordados previamente e impulsados por la senadora priísta Blanca Alcalá, la panista Laura Rojas y el perredista Armando Ríos Píter.

Las demás reservas a 11 artículos de la Ley de Coordinación Fiscal no corrieron la misma suerte, fueron desechados, aun cuando hubo varios reclamos por la centralización de la nómina educativa.

El peso del PRI evitó cualquier otro cambio. Sin embargo, con las modificaciones a los artículos 1, 6, 9, 26-A, 33 y 44 de la Ley de Coordinación Fiscal, el Senado avaló que la información financiera de las localidades se rija por los principios de transparencia y en los términos de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Además, cortó la opacidad al hacer obligatorio que estados y municipios publiquen, al menos en su página de Internet oficial, la información relativa a las participaciones federales que reciben el registro de obligaciones y empréstitos y la información de los fondos de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos, Aportaciones para la Infraestructura Social y para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal.

El rubro que causó más polémica durante la discusión de la minuta fue el educativo, debido a que legisladores del PAN, como el presidente de la Comisión de Educación, Juan Carlos Romero Hicks; los perredistas Mario Delgado, Raúl Morón y Fidel Demédicis, así como Mónica Arriola, representante del PANAL e hija de la ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, reprocharon el centralismo de la SEP al darle facultades para administrar la nómina de docentes.

Romero Hicks lanzó desde tribuna: "Lamento tener que reconocer que la Secretaría de Hacienda no entiende el tema de la descentralización. Aquí hay tres aspectos muy importantes: primero, esta medida es antifederalista y antidescentralización; segundo, omite la calidad y la equidad; y, finalmente, en el tema patronal, hace una esquizofrenia que resulta verdaderamente inapropiada".

Por otra parte, la Ley de Coordinación Fiscal aprobada combate la evasión fiscal de los docentes.

La minuta fue enviada de nuevo a la Cámara de Diputados por los cambios que se hicieron tanto en comisiones como por el pleno del Senado.

tania.rosas@eleconomista.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada