miércoles, 16 de octubre de 2013

Michael Day - Página 12

El papa Francisco nombr al arzobispo Pietro Paroln como su nuevo secretario de Estado. El inicio del nuevo secretario no fue muy auspicioso. Se supo que el arzobispo Paroln no asistira a la ceremonia por una operacin de ciruga menor, pero urgente. Si embargo, aquellos presentes en los procedimientos dieron un suspiro de alivio colectivo que recorri los corredores del Vaticano, mientras terminaba la calamitosa era de su predecesor, el cardenal Tarcisio Bertone.

Francisco, en seis meses como pontfice, ya alent nuevos dilogos sobre temas como los derechos de los gays y los divorciados y el status de los no creyentes. Pero los expertos dicen que si va a tener xito como reformista despus de suceder a su muy conservador predecesor Benedicto, se enfrenta a otra gran tarea. Que es sacudir a la corrupta y esclertica administracin del Vaticano, por eso el inters en el arzobispo Paroln, de 58 aos, cuya tarea ser justamente sa.

El Pontfice le dio la bienvenida al arzobispo Paroln en ausencia, mientras le agradeca al cardenal Bertone, de 78 aos (foto), por sus servicios, haciendo hincapi en las espinas que tuvo que soportar. Las espinas eran una referencia a las infinitas humillaciones que apuntaban al cardenal Bertone mientras presida uno de los ms escandalosos y accidentados gobiernos del Vaticano en los ltimos tiempos. Desde la Santa Sede haba informes de una atmsfera polticamente venenosa mientras Bertone concentraba poder en sus propias manos y las de unos pocos amigos. Fue culpado por fracasar en el manejo de los escndalos financieros, por exiliar a un obispo por denunciar prcticas ilegales en su propia organizacin y por la dbil respuesta al escndalo de la pedofilia clerical. Muchos expertos sintieron que el affair Vatileaks, en el que docenas de documentos embarazosos fueron filtrados a la prensa, tuvo como objetivo desacreditarlo.

* De The Independent de Gran Bretaa. Especial para Pgina/12.

Traduccin: Celita Doyhambhre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada