martes, 15 de octubre de 2013

Incendio en planta de reciclaje de autos de Opa-locka - El Nuevo Herald

Un incendio en una planta de reciclaje de autos en Opa-locka provocó el lunes por la mañana una espectacular nube de humo y movilizó a 28 unidades del departamento de bomberos de Miami-Dade.

El fuego, que consumió unos 300 autos, compactados unos sobre otros, comenzó alrededor de las 9.30 de la mañana, según John Bianculli, portavoz de Trademark Metals Recyling, la empresa propietaria de la planta, ubicada el 3440 NW 135 Street.

Unos minutos más tarde, el personal de la planta se percató del fuego y a las 9.48, el departamento de bomberos recibió una la llamada de aviso.

?El administrador de las instalaciones instruyó a los trabajadores para que abandonaran el área?, dijo Bianculli, y los dirigió hacia una zona segura. No hubo ningún herido.

Los bomberos tuvieron que ir apagando el fuego por fases.

Primero enfriaron los autos en la parte superior de la montaña de metal, luego los retiraban, para escarbar hacia el centro y extinguir el fuego, explicó Michelle Fayed, vocera del Departamento de Bomberos de Miami-Dade. El personal de la planta colaboró con los bomberos manejando la maquinaria pesada para ir retirando los autos.

Las causas del incendio seguían siendo investigadas el lunes por la tarde.

?Tenemos que realizar un proceso de investigación para averiguar qué pasó y tomar las medidas para que no vuelva a pasar?, dijo Bianculli, quien agradeció al Departamento de Bomberos de Miami-Dade por su efectiva intervención.

Fayed explicó que la investigación podría tomar varios días.

El Departamento de Bomberos dijo que no existía peligro para los negocios del área, por lo que no se evacuaron los edificios cercanos, como el de la escuela charter North Park High School, situado junto a la planta.

Los estudiantes allí estuvieron tranquilos, dijo Catherine Morales, una de las alrededor de 140 alumnas del centro.

Morales dijo que estaba en clase cuando alguien avisó de que había fuego y entonces fue a la oficina a mirar por la ventana.

?Estaba grande?, dijo Morales. ?Nadie estaba asustado. Todo el mundo estaba diciendo ?!Es un incendio!???.

Otro de los estudiantes, Wilbert Saintisere, notó que algo extraño pasaba cuando escuchó las sirenas de los vehículos de bomberos y de la policía.

?Entonces alguien vino de otra clase y nos dijo que había humo?, dijo Saintisere, quien tampoco estaba asustado.

Carlos González, profesor del centro, dijo que preguntaron a los bomberos si tenían que evacuar el centro, pero les dijeron que no era necesario.

El lunes por la tarde el Departamento de Bomberos dio por extinguido el incendio, pero los efectivos seguían refrescando el área para que no se reiniciara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada