viernes, 25 de octubre de 2013

Fallece Ana Bertha Lepe, la diva bellísima - proceso.com.mx

MÉXICO, D.F. (apro).- La actriz de la época de oro del cine mexicano, Ana Bertha Lepe, falleció este jueves en un hospital de la Ciudad de México a la edad de 79 años, informó la Asociación Nacional de Actores (Anda).

La asociación explicó que el deceso se debió a complicaciones por problemas hepáticos y lesiones en la columna vertebral.

Lepe nació el 12 de septiembre de 1933, en Tecolotlán, Jalisco, y se dio a conocer en 1954 al representar a México en el concurso Miss Universo, obteniendo el cuarto lugar (que ahora equivale a un tercer puesto). Ese certamen lo ganó Christiane Martel, quien después se casó con el político priista Miguel Alemán Velasco.

A raíz de su participación en el concurso Lepe inició una carrera en el cine y televisión realizando poco más de 80 producciones.

Entre los filmes más recordados en los que participó están Misericordia (1953) con Sara García, Carmen Montejo y Anita Blanch; Dos tipos de cuidado (1953) al lado de Jorge Negrete y Pedro Infante; Miradas que matan (1954) al lado de Adalberto Martínez Resortes, con Mario Moreno Cantinflas hizo El Patrullero 777 (1977).

Entrevistada por Proceso en mayo de 1987, Lepe reveló que de volver a nacer no hubiera competido de nuevo en el certamen de belleza:

"Si volviera a vivir me casaría muy joven, formaría una familia, tendría muchos hijos…

"—¿Cómo? ¿No volvería a concursar?

"Probablemente no.

"No es que esté en contra de los concursos ni que me arrepienta de nada, lo que pasa es que ya probé este camino.

"Toda mi trayectoria se basó en el concurso. Tuve una suerte espléndida. Por el concurso llegué al cine, me divertí, tuve oportunidad de viajar por primera vez. Y es que los concursos no eran como los de ahora (1987). Había más convivencia, menos ensayos, comidas, bailes con los cadetes, con los de la Marina, con hombres hermosísimos. Ahora parece más un trabajo que un concurso.

"Prefiero el amor libre. El compromiso del matrimonio es demasiado absorbente, y a mí me gusta hacer lo que quiero, las obligaciones como planchar y cocinar no son para mí. Me gusta levantarme a la hora que quiero, viajar. Es mejor valerte por ti misma y no depender de un hombre. Desgraciadamente conozco hombres de todo el mundo y a todos les gusta que la mujer les sirva".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada