martes, 8 de octubre de 2013

Exnuncio prefería niños blancos para tener sexo en Dominicana - El Diario

Santo Domingo – Un joven diácono detenido por abusar de un menor confesó que servía de intermediario al destituido nuncio apostólico monseñor Jozef Wesolowski, para contactar en las calles de esta capital a jovencitos dispuestos a tener encuentros sexuales a cambio de dinero con el exrepresentante del Vaticano en la República Dominicana.

Francisco Javier Occis Reyes, de 28 años y exseminarista que fungía como diácono de una iglesia de El Seibo (este), declaró en una entrevista desde la cárcel de San Pedro de Macorís (este) con la productora de televisión Nuria Piera, que Wesolowski se habría convertido en un depravado sexual.

Ya el procurador general adjunto, Bolívar Sánchez, había informado que Occi Reyes se dedicaba a reclutar los menores que supuestamente eran abusados por el exnuncio. El diácono fue apresado el 26 de junio en el litoral de Santo Domingo cuando acarició a un jovencito de 15 años, hijo de un abogado y catedrático universitario.

Occi Reyes alega que cerca del lugar de su detención estaba Wesolowski estacionado en su Jeep, en espera de que conquistara al joven y se lo llevara.

En la entrevista con la televisión,  indicó que conoció a Wesolowski mientras estudiaba teología en la Casa San Pablo. "Me dio una tarjeta de presentación y me dijo que lo llamara. Al principio pensé que era una amistad sana y sincera. Yo era un simple estudiante, un simple joven preparándose para el sacerdocio", indicó.

Aseguró que a partir de ese momento se convirtió en amante del enviado de la Santa Sede, relación que duró unos siete u ocho meses y que incluso llegaron a tener sexo en la sede de la Nunciatura Apostólica.

Indicó que, con el tiempo, Wesolowski se dedicó a contactar a jovencitos de las calles a los que pagaba por favores sexuales. "Era una persona enferma sexual. Más que los niños, yo digo que (buscaba) cualquier cosa que satisficiera su apetito sexual. Él me decía que tenía un tipo de gusto específico, de 14 a 16 años, y si eran 'blanquitos' mucho mejor".

Contó que el enviado de la Santa Sede le daba dinero e incluso en una ocasión llegó a exigirle 40 mil pesos (unos $1,000) para resolver un problema de salud de su madre. "Lo presioné para que me los buscara y me los buscó.  Él tenía dinero, él conseguía dinero. No sé si por el cargo diplomático o por influencia".

Reveló que el obispo de la provincia La Altagracia, Nicanor Peña, lo entrevistó en relación a sus vínculos con Wesolowski, por lo que entiende que la Iglesia católica dominicana sospechaba de la conducta del diplomático.

Dijo que el representante del Vaticano pagaba hasta 1,500 pesos (unos $36) a los niños que supuestamente lograba conquistar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada