viernes, 18 de octubre de 2013

En pausa decomisos de autos de indocumentados en LA - La Opinión

Al menos de manera temporal, las personas que conducen sin licencia en la ciudad de Los Ángeles podrán tener la opción de no ver su carro incautado por más de 30 días, luego que una corte de apelaciones otorgara un mandato provisional para la Orden Especial 7, que permite  al Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) suavizar su política de incautaciones de vehículos.

El mandato desbanca, al menos por ahora, una orden previa hecha por un juez de Los Ángeles el mes pasado que obligó al jefe del LAPD, Charlie Beck, a revertir la medida.  Ayer, Beck volvió a poner la orden a sus agentes de forma "inmediata".

"La decisión de la Corte nos permite regresar a ejercitar un protocolo considerado de incautaciones", aseveró Beck.

Bajo la Orden Especial 7, si un agente de policía detiene a un conductor indocumentado sin licencia que cumpla con ciertos requisitos, como no tener récord criminal, tener seguro de auto y algún tipo de identificación, los agentes pueden prescindir de la ley estatal que dicta que el carro debe ser incautado por 30 días.

El Sindicato de Policías de Los Ángeles (LAPPL) demandó el año pasado al LAPD por esta medida, argumentando que ponía a sus agentes en una controversia legal sobre si hacer cumplir la ley estatal o ignorarla bajo la orden interna.

Tras la demanda, el juez del Tribunal Superior del Condado de Los Angeles, Terry Green dictaminó que la orden era ilegal porque intentaba reemplazar la ley estatal. Sin embargo, el fiscal de la ciudad, Mike Feuer apeló la decisión en una corte superior.

De acuerdo a Feur, la Ciudad de Los Ángeles considera completamente legal la Orden Especial 7.  

Jenaro Batiz, vocero de la Fiscalía Municipal, dijo a La Opinión que no se sabe cuánto tiempo tendrá validez el mandato provisional o si durara durante los meses que pueda durar el litigio actual.

Eric Rose, vocero del LAPPL, dijo por su parte que el sindicato actualmente está  preparando una petición por escrito para revertir la decisión de la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito.

Aun con el carácter temporal de la decisión judicial, activistas en Los Ángeles reaccionaron con jubilo ante la reinstauración de la orden especial 7.

"Nos complace que por de pronto miles de familias podrán contar con su transporte sin tener que pagar miles de dólares a las grúas o los corralones", dijo Jorge Mario Cabrera, de la Coalicion Pro Derecho de los Inmigrantes (CHIRLA). "Mientras se emiten las licencias de manejo para todo motorista capacitado sin importar su estado migratorio, la Orden Especial 7 debe seguir en vigor."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada