martes, 8 de octubre de 2013

El ?Gran Hermano? del sexo - GQ

¡Qué diferentes son de nosotros los hijos de la Gran Bretaña! ¿No van ahora los británicos y proponen meter a parejas en un habitáculo de dimensiones reducidas para que practiquen sexo? ¡Qué escándalo! Sobre todo cuando uno descubre que no se va a ver nada de lo que allí suceda. Sólamente un semáforo nos indicará si los amantes allí encerrados están de charleta comentando cómo ha ido el día (ámbar-preámbulos), si la cosa ya se ha empezado a poner a tono (rojo-contacto) o si están al tema (verde-consumación).

'Sex Box', como se llama el programa que empieza a emitirse hoy en Channel 4, surge bajo el paraguas de una campaña de la emisora que apuesta por el sexo real frente a la invasión de la pornografía que sufre, al parecer, la sociedad en general. Vamos, que lo que interesa allí no son las escenas subidas de tono, sino la conversación postcoital (sin cigarrillo, imaginamos) durante la cual los protagonistas del programa responderán a las preguntas de una sexóloga, un experto en relaciones de pareja y un psicoanalista.

Mercedes Milá estaría dispuesta a encabezar la adaptación española "

Vamos, que lo único sexy que tiene el programa es la voz de su presentadora, Mariella Frostrup, considerada la voz más sensual de la televisión británica… con 50 años. ¿Os imagináis que llega a nuestro país? Por supuesto, Mercedes Milá estaría dispuesta a encabezar el programa: "Es un estudio sociológico", mentiría despreocupada. No tuvo problemas en enseñarnos el pecho hace unos meses ni en confesar que orinaba en la ducha, así que ponerse al frente de un programa de sexo no le importaría mucho: "¡Libertad! Disfrutad, dejaos llevar, pero hacedlo con condón, ¿eh?", gritaría ella en cada edición abogando por el sexo seguro.

Mercedes estaría acompañada en plató por explosivas azafatas ligeras de ropa que, en cualquier momento y sin venir a cuento, se podrían a bailar. ¡Lo que nos gustan unos injustificados bailes de chicas jóvenes con grandes escotes y faldas cortas! Aunque el programa sea 'Pueblo de Dios' (estamos convencidos que alguna vez en la dirección general de RTVE se ha planteado como idea).

¿Y eso del semáforo? No, no, no y no. ¿Para qué queremos unas luces si podemos enseñarlo todo? Claro que sería una cámara oculta y los concursantes (porque aquí eso de gratis 'nanai', tendría que haber algún premio) no sabrían que les están grabando. Así, mientras Pepe intenta concentrarse para que el tema le suba un rótulo en la pantalla nos indicaría que: "Pepe no save que le estamos grabando y Maripili está traumatizada desde el primer gatiyazo de su marido….." (Con faltas y todo porque eso se lleva mucho en los rótulos españoles).

Posiblemente el clímax de la relación se daría 'durante los anuncios' y, a la salida de la caja, alguna colaboradora cañón tipo Cristina Pedroche, comentaría la jugada con los protagonistas mientras Milá le da indicaciones desde plató.

-Pregunta Mercedes que si has disfrutado, Maripili.
-Bueno, Cristina, sí, claro… No sé, estoy muy nerviosa. ¿Puedo saludar?

Un 'Deluxe' no se lo quita nadie a los participantes "

Pero ahí no terminaría la cosa. Efectivamente, un 'Deluxe' no se lo quita nadie a los participantes. Ellos dos, sentados en las sillas de plástico transparente de 'Sálvame' y agarrados de la mano como prueba de que todavía se quieren, se someterían a los gritos inquisitoriales de los colaboradores del programa, que opinarían desde las miradas a los gemidos de placer o el tamaño del miembro viril: "Pues tú, para ser de Bilbao, tampoco la tenías tan grande", "¿Y llegaste al orgasmo o te han cortado las cámaras?", "Maripili, hay unas imágenes tuyas con Kiko Rivera… ¿Estás preparada para que esto salga a la luz? Ya sabías a lo que te exponías cuando entrabas en el programa".

Después de todo esto, a las pocas semanas, tendríamos la versión con famosos. Sí, amigos, poco tardaríamos en juntar parejas de pseudo celebrities dispuestas a vender su alma al diablo para unos minutos de publicidad, siempre por 'la audiencia' y con un espíritu divulgador, "es un experimento sociológico", repetirían sin cesar.

¿No sería más divertido así? Puestos a que una pareja nos cuente qué tal ha funcionado su cónyuge en la cama, ¿no preferiríamos verlo? ¡Telecinco, ya estás tardando!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada