martes, 1 de octubre de 2013

De nuevo se desata "pánico" por desabasto de combustible - El Heraldo de Chiapas

LAURA EMBRIZ

Se vive un verdadero caos en la capital chiapaneca; de nuevo los automovilistas hicieron "compras de pánico" ante el posible desabasto de combustible, luego que el Bloque Democrático perteneciente a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación anunciará la toma indefinida de las instalaciones de Petróleos Mexicanos en Chiapas.

EL ABUSO DE LAS GASOLINERAS

Filas de hasta 35 vehículos en cada una de la más de 70 gasolineras de Tuxtla Gutiérrez es el panorama que se vio todo el lunes 30 de septiembre, después que el sector magisterial iniciara el plantón en Pemex, con lo que impidió la venta de combustible.

Transportistas y ciudadanos afirmaron que ante tal situación los empresarios del sector energético "hicieron su agosto" pues se aprovecharon de la zozobra por el posible desabasto que invadió a los automovilistas, ya que incluso cobraron hasta 200 pesos más por el llenado del tanque.

En la actualidad, el litro de gasolina cuesta 11.80 pesos, por lo que para llenar un tanque de 40 litros se necesitarían aproximadamente 472.

Es la segunda vez que, en Chiapas, los grupos de la CNTE toman Pemex; la primera vez fue por 72 horas. Ahora la preocupación embarga a la sociedad porque esta vez el plantón en las instalaciones de la paraestatal es indefinido.

Hasta el momento, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no ha sancionado ni evitado los abusos de las gasolineras; las víctimas son los transportistas y los mismos ciudadanos que necesitan del combustible para efectuar sus tareas diarias.

Otra de las quejas que la ciudadanía denunció es que las gasolineras no reciben los vales y sólo aceptan pagos en efectivo.

Por el momento, las instalaciones de Pemex en la capital chiapaneca están obstruidas por un campamento de más de 70 maestros, quienes afirmaron que no se moverán hasta que se retomen las mesas de diálogo a nivel nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada