sábado, 26 de octubre de 2013

Conoce los 6 mitos del sexo que debes desterrar de tu vida - Terra Chile

Conoce aquellos mitos que no te dejan vivir a plenitud tu vida sexual. Foto: Getty Images
Conoce aquellos mitos que no te dejan vivir a plenitud tu vida sexual.
Foto: Getty Images

Aunque estemos en pleno siglo XXI, es usual que aún seamos víctimas de mitos sexuales y que nos han sido heredados, de generación en generación.  Y como todo mito, usualmente falsos, la popular sexóloga Alessandra Rampolla desbaratará dichas creencias, que las comparte en su blog 'Universo Alessandra'  y este es un resumen de lo que ella nos pide dejar de creer:

1. Las mujeres sangran cuando pierden la virginidad. Falso. No todas las mujeres sangran la primera vez,  "el himen puede que ya esté roto, o que sea tan elástico que al momento de tener sexo no se rompe y por ende, no sangra", indica Rampolla. E incluso ella indica que sí pudo haber sangrado,  pero este fue tan escaso que ni siquiera se dieron cuenta.

2. Los hombres que disfrutan del sexo anal tienen tendencias homosexuales. Este es un mito basado en solo prejuicios. "Los hombres y también las mujeres heterosexuales pueden encontrar mucho placer en el sexo anal. En el caso de los hombres, la estimulación anal es  maravillosa para estimular su Punto P, que no es otra cosa que la próstata", explica la sexóloga.

3. La pareja debe llegar junta al orgasmo. Este también es un absurdo mito. "Los orgasmos sincronizados son de esos fenómenos misteriosos que ocurren de mil en cien, ya sea porque los planetas están alineados ese día o porque da la casualidad que justo en ese momento cae un rayo sobre el sur de África" ironiza Alessandra, sin dejar claro que ello no debe convertirse en una meta.

4. La masturbación genera enfermedades y adicción. La masturbación es una experiencia sexual  normal, pues genera  beneficios como liberar el estrés, ayuda a conocer la propia respuesta sexual, favorece a conciliar el sueño, mejora la respuesta orgásmica, se aprende a controlar la eyaculación y mejora la circulación sanguínea, entre otras cosas, según la sexóloga.

5. El preservativo disminuye la sensibilidad. El preservativo no tiene por qué disminuir la sensibilidad en el acto, "pero muchos hombres se quejan de que se les hace difícil mantener la erección cuando usan profilácticos. Esto puede suceder porque están ansiosos, pierden la concentración, o experimentan una mínima pérdida de sensibilidad como consecuencia del uso del condón", explica Rampolla.  No sin dejar de mencionar que este problema es fácil de solucionar, usando lubricantes y haciendo del momento de ponerse el condón, una experiencia sensual y divertida.

6. Las vírgenes no pueden tener orgasmos. Claro que sí se puede, advierte Alessandra. Además agrega que, esta falsa creencia ha sido un mito muy extendido en el sexo, pero que se puede develar con solo preguntarle a cualquier mujer virgen si cuando se masturbaba antes de tener su primera relación, tenía orgasmos.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada