domingo, 27 de octubre de 2013

Confirman que la pequeña María es hija de los gitanos búlgaros - Clarín.com

25/10/13 - 11:24

La tremenda historia de la pequeña María, la nena rubia de ojos casi transparentes rescatada de un campamento de gitanos en Grecia, va sumando datos para dejar de ser un misterio. Se acaba de confirmar que la pareja, también de la etnia rom, localizada e interrogada en Bulgaria son sus padres.

El resultado de los análisis de ADN difundidos por el Ministerio del Interior búlgaro confirmaron que María es hija de los gitanos Sacha y Atanas Roussev, quienes viven junto a casi una decena de hijos en un campamento gitano del gueto de Nikolaevo, en Bulgaria.

Atanas y Sacha fueron interrogados ayer por la policía de Bulgaria ante la sospecha de que podrían ser  los padres de María. La nena no aparecía en los registros de Interpol, por lo que se sospechaba que nadie la estaba buscando y que podría haber sido vendida.

Los investigadores llegaron a los búlgaros tras las pistas que le dio la pareja de gitanos que en Grecia se hacía pasar por sus padres.

La pareja búlgara vivió hace años en Grecia. María habría nacido el 21 de enero de 2009 en la ciudad griega de Lamia, según filtraciones de la investigación en manos de la prensa helena. Sasha habría ido allí para trabajar en el sector agrícola en los campos cercanos a esa localidad.

Existe, sin embargo, una contradicción documental. Sasha dijo que no estaba casada cuando registró al bebé pero usó el apellido de su marido en la clínica donde dio a luz. La Policía sospecha que podría haber sido obligada a deshacerse de la nena por alguna de las redes de adopción ilegal desactivadas en Grecia entre 2009 y 2011. María tiene, según los investigadores, entre cinco y seis años. Su nacimiento habría sido anterior a la actuación policial en ese país contra esas organizaciones mafiosas.

Lazarov explicó que en el interrogatorio la mujer contó que estaba viendo televisión y reconoció al hombre y a la mujer a los que había dejado a su hija. Fue entonces, según contó el funcionario, que la mujer dijo que debió vender a la nena "porque no teníamos dinero para comer". Lazarov también relató que una vecina del pueblo en Bulgaria declaró que "habían pagado 250 euros por María".

Los datos obtenidos hasta ahora por las autoridades búlgaras llevaron a la Fiscalía de la ciudad de Kazanlak, cerca de donde viven los supuestos padres biológicos de María, a abrir una investigación por un posible delito de venta de bebés.

 

Fuente: Agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada