viernes, 13 de septiembre de 2013

¿Te asusta, pero te gusta? 10 hechos sobre el sexo anal - SDP Noticias

Diferentes temores, algunos infundados, hacen que muchas parejas eviten practicar el sexo anal, a continuación algunas aclaraciones al respecto:

Hecho: el dolor durante el sexo anal existe, sin embargo se puede reducir a través de del uso de lubricantes, caricias, relajación y estimulación. 

Hecho: se requiere cierto tiempo para dilatar el ano. Son necesarios al menos 30 minutos de estimulación previa, de lo contrario el dolor puede llegar a ser insoportable, debido a que el esfínter no logra abrirse correctamente en muy poco tiempo. 

Hecho: 20 por ciento de las mujeres entre 18 y 19 años han practicado por lo menos una vez el sexo anal. Según indica el "Journal of sexual Medicine".

Hecho: el sexo anal no sólo le gusta a los homosexuales. De hecho es practicado por parejas heterosexuales o personas que no tienen una orientación sexual establecida. 

Hecho: muchos hombres reprimen su gusto por que sus parejas femeninas los penetren con el dedo o dildos, pues no quieren que piensen que son gays. Pero esto no tiene nada que ver con ser homosexual, se trata de una forma de disfrutar la sexualidad. 

Hecho: se puede lograr orgasmos por medio del sexo anal. Y muy buenos. 

Hecho: no es verdad que sean las parejas que lleven muchos años juntos las que practiquen con mayor frecuencia relaciones sexuales vía anal. 

Hecho: como en toda relación sexual, al momento de tener sexo anal se requiere protección e higiene. 

Hecho: es cierto que el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), se puede contagiar vía anal, pues la mucosa es frágil y sensible. Es por ello que se recomienda usar diferentes tipos de protección como condones y supositorios especiales. 

Hecho: la masturbación anal se puede hacer con los dedos o diversos juguetes sexuales especialmente diseñados. 

EXTRA: el sexo oral anal o "beso negro", es una practica muy extendida, se debe tener mucha higiene para poder llevarla a cabo sin mayores riesgos sanitarios. 

Con información de Metro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada