sábado, 14 de septiembre de 2013

Sexo todos los días: ¿Lo consideramos vicio o un indicativo de ... - Mundiario

"No es cierto que cuanto más sexo tengas, más interfiera éste en tu trabajo. Me he dado cuenta de que cuanto más sexo tienes, mejor trabajas".

H. G. Wells

 

Si el sexo funciona, lo demás no importa. Y por supuesto me refiero al sexo de calidad, de poco vale que lo hagamos muchas veces si no acabamos satisfechos.

A menudo nos ilustran con resultados de estudios, investigaciones o encuestas en las que se analiza sexo y frecuencia buscando lo que supuestamente es normal y nos encontramos con una media bastante amplia: de una vez al día a una vez cada quince días y con conclusiones del tipo: 'Nuestros abuelos lo hacían más' (2 ó 3 veces a la semana, por el 'sabadete' de hoy en día); 'Las parejas que establecen un reparto tradicional de las tareas domésticas mantienen más relaciones sexuales' (10 veces al mes); 'Los españoles tienen una media de 118 encuentros sexuales al año' (2,26 a la semana).

Después de haber revisado unos cuantos datos, sigo pensando que lo normal en el sexo es con lo que cada uno esté satisfecho. Creo que no existe una cifra ideal que se pueda extender a todo el mundo. Depende de la pareja y de su nivel de líbido, que no siempre es el mismo,  de las circunstancias o incluso de la época del año.

Un ejemplo, basado en la experiencia propia. El pasado agosto, una apuesta nos llevó a mi pareja y a mí a intentar hacerlo 31 veces en los 31 días del mes. Sin contar 'días de la mujer' y ausencias varias, nos quedamos con 19 días hábiles en los que sí conseguimos el reto. 31 veces en 19 días. Si atendemos a lo que dicen las encuestas o estudios no es normal, ¿es vicio? No lo creo, es normal dentro de nuestra pareja teniendo en cuenta las circunstancias favorables del mes de vacaciones por excelencia.

"La frecuencia es un asunto que deben pactar las parejas, sin que tenga que ajustarse a las estadísticas, sino a las necesidades de ambos", explica la doctora Carmen López Sosa, profesora de ginecología, obstetricia y pediatría en la Universidad de Salamanca y en el Centro de Estudios Universitarios de la Mujer.

Respecto de la frecuencia sexual, esta experta autora del libro 'Sexo y sólo sexo', opina que "quizá sea cuestión de que tengan hambre el uno del otro. Además, "¿Qué es normal: mucho o poco? En las prácticas sexuales, lo que para unos es vicio, para otros es lo normal, ya que cada uno tiene una cadencia". Pues eso…

Lo normal es practicar sexo, además de ser una señal de buena salud. Olvidemos los problemas, disfrutemos, planeemos hacerlo, reservemos un tiempo para el sexo igual que lo hacemos para otras tareas, es vital.

Me gustan más los estudios que hablan de los beneficios de practicar sexo. Por enumerar sólo algunos: elimina el estrés, te obliga a estar en forma física, disminuye la alta presión arterial, mejora nuestra inmunidad, nos encontramos más jóvenes, nos mantiene el corazón a tono, con menos riesgos de accidentes cardiovasculares, alivia los dolores de cabeza e incluso musculares, la eyaculación regular reduce las posibilidades de desarrollar cáncer de próstata, se nos fortalecen los músculos pélvicos, mejora la función intestinal, es bueno para dormir mejor, nos regula el ciclo menstrual, previene la disfunción eréctil, etc, etc.

Con tantos beneficios para la salud viviremos mucho más tiempo y con mucha confianza en nosotros mismos gracias al aumento de la oxitocina, la hormona responsable de la felicidad y el amor.

¡Démosle alegría a nuestro cuerpo! ¡Hagámoslo, con la frecuencia que apetezca, pero bien hecho!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada