martes, 17 de septiembre de 2013

Se malinterpretó mi estrategia contra el crimen organizado: Calderón - proceso.com.mx

MÉXICO, D.F. (apro).- Por primera vez desde que dejó el cargo, el expresidente Felipe Calderón habló sobre el combate al crimen organizado en su gestión que dejó alrededor de 75 mil víctimas, de acuerdo con cálculos conservadores.

Durante su participación en el foro Priorizando el acceso a la salud y la innovación efectuada en la escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, que se transmitió vía Internet, el exmandatario panista aseguró que la lucha que emprendió contra el crimen organizado se malinterpretó –"fue un problema de comunicación", dijo– como una "guerra contra las drogas".

Dijo que decidió encarar a los delincuentes para prevenir y aplicar la ley en los lugares donde los criminales cobraban rentas y cuotas a prostitutas, negocios formales e informales.

Entre las políticas que se impulsaron durante su administración, además del combate al crimen organizado, destacó la despenalización del consumo personal de algunas drogas, la creación de centros de prevención de adicciones, la aplicación de exámenes de control de confianza a policías federales y conversaciones con otros países para lograr una política universal sobre drogas.

Respecto el último punto, Calderón reprochó que a la sociedad norteamericana no le importe una discusión respecto de una política universal sobre las drogas.

Recordó que durante su administración platicó sobre el tema con los presidentes de Guatemala y de Colombia, pero aclaró que en Estados Unidos no hubo una respuesta y el tráfico de armas no se detuvo, lo que generó miles de muertes en México.

Al defender la estrategia de su gobierno para combatir el narcotráfico, Calderón Hinojosa afirmó que el problema ya no es de narcotráfico, sino de narcomenudeo.

La política de seguridad que implementó en su administración, justificó, fue para garantizar la aplicación de la ley y proteger a las familias mexicanas.

"El negocio tradicional de los criminales era el narcotráfico. Cuando México comenzó a ser un negocio importante de venta de drogas, el comercio al por menor se incrementó. Pasamos del narcotráfico al narcomenudeo", afirmó el expresidente.

Calderón dijo a los asistentes al foro que el crecimiento económico de México generó que el país se convirtiera en un "importante mercado" para la venta de drogas, más que de exportación, y por ello los criminales desarrollaron redes de control de territorio que a su vez originaron nuevos negocios como la extorsión y el secuestro.

Durante el foro, el expresidente también respaldó los logros del Seguro Popular y las acciones durante la epidemia de Influenza AH1N1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada