lunes, 16 de septiembre de 2013

Obama opta por la diplomacia en Siria - TicoVisión - TicoVisión

De todos modos como deca el estratega militar prusiano Karl Von Klausewitz La guerra es la continuacin de la poltica por otros medios, es decir que la guerra es poltica y en ste caso el apoyo poltico al plan de ataque militar a Siria era relativamente bajo, tanto en el mbito internacional como en el domstico de los Estados Unidos.

Contaba con el apoyo de unos 20 pases en el mundo y unos 10 del G-20, mientras que nicamente Francia y Turqua se mostraban dispuestos a participar del operativo. El Reino Unido, aliado principal de los Estados Unidos se haba quitado de la operacin y Alemania, la mayor economa de Europa, aclaraba que no estara en el ataque. Pero incluso Francia quiso ver antes el Informe de los Inspectores de Naciones Unidas antes de involucrarse en la eventual accin militar. En ese marco, slo Turqua, Arabia Saudita, los Emiratos rabes y Catar haban ofrecido financiar el ataque de misiles, mientras que el operativo no contaba con la aprobacin del Consejo de Seguridad debido al poder de veto que podan ejercer all Rusia y China como aliados internacionales de Siria.

Cuando en el Parlamento Britnico, el Primer Ministro David Cameron fue derrotado con su tesis de apoyo a la accin estadounidense en Siria, el Presidente Obama, que segn la ley y la tradicin estadounidense podra haber iniciado el ataque, opt por consultar con su Senado y su Cmara de Representantes antes de dar la orden.

Aunque el tema no se lleg a votar, segn un estudio del Centro Pew, el apoyo para la accin en el Senado era de tan solo unos 24 senadores, mientras 19 estaban en contra y 57 indecisos. Asimismo en la Cmara de Representantes solamente 24 diputados estaban a favor y 188 en contra, mientras 291 estaban indecisos. As tambin, segn varias encuestas de opinin el apoyo al ataque era muy bajo en la opinin pblica estadounidense (29% segn el Centro Pew). En fin que insistir en una votacin sobre el tema en las cmaras pudo haber supuesto un revs no slo para la propuesta sino en general para el futuro de la administracin Obama.

Por otro lado, los lderes de algunas potencias del G-20 y varios analistas insistieron en los riesgos econmicos del ataque: 1) Aumento de los precios del petrleo y de la inflacin, as como freno al crecimiento econmico. 2) Inestabilidad poltica y financiera. 3) Complicaciones para la dbil recuperacin econmica en Europa y en los mismos Estados Unidos.

En fin que ante una posible derrota del plan en el congreso y un bajo apoyo internacional era mejor explorar otros caminos y esperar un mejor momentun para la accin armada, si fuera necesaria.

En ese contexto ha llegado la propuesta rusa para destruir el arsenal qumico con medios diplomticos y la Casa Blanca ha optado por darle una oportunidad, que es tambin un modo concreto de brindarle una oportunidad a la diplomacia y a la paz, si bien reservndose la va militar unilateral si el rgimen autoritario y criminal de Bashar Al Assad no cumpliera con lo acordado entre las dos potencias.



*  scar lvarez Araya: Acadmico de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional Autnoma, UNA. Presidente de la Fundacin para la Unin Democrtica del Pacfico desde el ao 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada