domingo, 1 de septiembre de 2013

Hay 2 mil autos abandonados en calles y avenidas porteñas - Minutouno.com

Alrededor de 2 mil autos se encuentran actualmente abandonados en la ciudad de Buenos Aires, en calles y avenidas. Los barrios de Barracas, La Boca, Parque Patricios, Villa Riachuelo, Soldati y Lugano son algunos de los más afectados porque la chatarra se acumula en las calles y además de generar suciedad e interferir en el escurrimiento del agua cuando llueve, provoca mucha inseguridad entre los vecinos.

Según la Subsecretaría de Transporte porteña hay 2.000 vehículos denunciados como abandonados en toda la Ciudad. Y casi se duplicó la cantidad de autos que se compactaron en los últimos cinco años: en 2009 fueron 449 autos, en 2010 unos 556, en 2011 aumentó a 602 y en 2012, 758 autos pasaron por la compactadora, informó este sábado el diario Clarín.

Asimismo, en los primeros siete meses de 2013 ya se compactaron 545. Lo producido por la chatarra se dona a la Fundación Garrahan, ya que se puede comercializar.

El Código de Tránsito de la Ciudad de Buenos Aires determina que un auto se considera abandonado cuando pasa estacionado más de 48 horas en un mismo lugar. "Aún así, pese a las denuncias que hacen los vecinos, 3 de cada 10 autos denunciados no son vehículos abandonados", explicaron desde la Subsecretaría de Tránsito.

Esto se comprueba una vez que se hace la primera inspección: después de que el personal de la Dirección General de Seguridad Vial coloca un sticker de intimidación en el auto, el 70% de los vehículos son removidos por sus dueños. En esta primera instancia, los inspectores volverán a chequear el auto luego de diez días hábiles.

Una vez transcurridos los diez días hábiles, entonces el auto será acarreado hasta las playas de infractores, en donde permanecerá 15 días hábiles más. Recién después será remitido a un depósito. Según la Ciudad, sólo 1 de cada 10 autos acarreados son reclamados por sus titulares.

Pero no es la última chance que tienen los infractores para recuperar su auto: porque si el vehículo posee patente (o tiene los cristales gravados), la Ciudad envía una notificación mediante una cédula al domicilio del titular. Es así que pueden pasar varios meses antes de que finalmente sea convertido en chatarra. Según la Subsecretaría de Transporte la mayoría de los autos son abandonados por problemas mecánicos.

Antes de ser compactados los autos tienen que ser "descontaminados": hay que extraer todos los líquidos –de los frenos y del aire acondicionado–, los aceites, el combustible, la batería y las partes plásticas. Para transformarlos en un cubo de metal, una máquina deja caer peso sobre el auto y dos palas hidráulicas hacen fuerza en los laterales. Finalmente el metal ya "limpio" se puede reciclar, por eso es donado a la fundación del Hospital Garrahan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada