jueves, 26 de septiembre de 2013

¿Cómo saber si el sexo lo consume? - Cromos.com.co

Miércoles 25 de septiembre de 2013

Es bueno para la salud física, mental y emocional pero ¿tener mucho sexo hace daño?

Hacer el amor quema calorías, oxigena la piel, relaja el cuerpo y aumenta la autoestima, pero practicarlo en exceso puede traer consecuencias graves cómo lesiones en la espalda, hernias, calambres, agotamiento y hasta disminución de la firmeza en la erección.

De hecho estudios científicos señalan que el sexo en exceso afecta principalmente a hombres entre los 20 y 40 años, ya que aumenta la posibilidad de cáncer de próstata.

En el caso de las mujeres puede provocar irritación vaginal, lo que puede llevar a infecciones, y hasta disminuir la lubricación notablemente.

Entonces, ¿cómo saber si mi vida gira en torno al sexo?

1.    Miente

Según Jay Parker, orientador en adicciones y director de un programa para adictos al sexo en Redmond, Washington, llamadoNo more secrets, inventar historias para conseguir sexo es la primera señal de que algo está ocurriendo.

2.    Sólo piensa en sexo

Algo anda mal cuando sólo le interesa encontrar a alguien para llevarlo a la cama, o si regresa a casa con las manos vacías a sumergirse en videos pornográficos.

3.    Deja lo que está haciendo por tener sexo

Si sale corriendo de su trabajo o de la actividad que está realizando en más de una ocasión, definitivamente hay un problema.

4.    Perturbación emocional, impulsividad e incapacidad para manejar el estrés

El sexo es una muy buena forma de alejarse por un rato de los problemas, pero si usa esto como excusa para salir corriendo a acostarse con alguien cada vez que hay un bache en el camino, definitivamente pasa algo.

Para llevar una vida sexual saludable y placentera, los expertos recomiendan tener relaciones sexuales de cuatro a cinco veces por semana, una o dos veces al día con una duración de siete a trece minutos. Según la revista Journal of Sexual Medicine, la mayoría de las parejas en Estados Unidos y Canadá considera que «una relación saludable no es cuestión de aguantar horas, sino de minutos, de pocos minutos. Entre uno y dos minutos se considera una relación sexual "demasiado corta"; de tres a siete minutos, "adecuada"; "deseable" si se mantiene entre siete y trece minutos y "demasiado tiempo", hasta la media hora de duración».

Disfrutar del sexo es uno de los mayores placeres de la vida, hombres y mujeres necesitamos de estas experiencias, vivirlas al máximo y disfrutar. Pero el exceso es malo y nadie quiere que hacer el amor se convierta en un dolor de cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada