lunes, 23 de septiembre de 2013

Cocaína, sexo, golpiza, secuestro y violación en un departamento ... - Diario Uno

La víctima es una mujer de 28 años. Su pareja, que además de vender sexo practica full contact, la golpeó y sometió luego de una discusión, dejándola encerrada durante casi tres días. Los vecinos la auxiliaron; estaba desfigurada.

Por Leonardo Otamendi
otamendi.leonardo@diariouno.net.ar
@LeoOtamendi

Una mujer que fue golpeada salvajemente y violada por su pareja en un departamento de la Galería Tonsa logró ser rescatada gracias a los vecinos. El atacante es un taxiboy que practica full contact.

La víctima tiene 28 años y su pareja 30. Tienen dos hijos, uno de 10 años y otro de 4, aunque este último no fue reconocido civilmente por su padre. La relación entre ellos comenzó hace más de una década y siempre fue tormentosa, según declaró la víctima ante la Justicia. Incluso, no viven juntos. Ella vive con sus padres mientras que él alquila un departamento en la Galería Tonsa, escenario de este hecho. Además, por su trabajo de taxiboy viaja casi constantemente a Chile por lo que no están todo el tiempo juntos.

Sin embargo, toda la semana habían estado sin discutir y llevándose bien, según declaró la mujer. Por ello, el jueves por la noche se reunieron con otras personas a cenar en el bar Al Palo que está en la misma galería.

Durante esa reunión una de las asistentes a la cena le ofreció cocaína al taxiboy. Éste aceptó el convite y subieron al departamento. Allí inhalaron la merca y mantuvieron relaciones sexuales. Cuando subió su pareja al inmueble encontró a la chica desnuda en la cama. A los gritos la echó.

Luego, le reclamó a su novio por la infidelidad quien lejos de pedirle perdón o excusarse le propinó una trompada que la dejó semi desvanecida en la cama.

Ya en la madrugada del viernes y bajo los efectos de la cocaína, el taxiboy le dijo a su pareja que le habían dado ganas tener sexo con ella. Le respondió que no quería, pero él nuevamente se puso violento y como ella estaba medio mareada por los golpes, no se resistió.

Durante el viernes volvió a abusar de la joven, porque era sin consentimiento debido a que si se negaba la golpeaba y además porque estaba amenazada. El taxiboy le había quitado el celular y cuando bajó al centro a comprar algunos víveres le advirtió: "Vos de acá no te vas con la cara así y si gritás te cago a trompadas". Fue al centro y la dejó encerrada con llave.

Pasó todo el viernes y parte del sábado, siempre con violencia y sexo no consentido, o sea abusos.

Hasta que este sábado alrededor de las 15, cuando estuvo otros minutos sola le hizo señas de auxilio a través de una ventana a los vecinos y éstos llamaron al 911.

Un grupo de policías se trasladó hasta el lugar pero no sabían en cuál departamento estaban la mujer con el rostro lleno de moretones que mencionó la persona que llamó a la Policía. Comenzaron a tocar los porteros eléctricos y respondieron desde cada uno de los inmuebles, menos de uno. Los efectivos y el personal judicial supusieron que en ese podía estar la mujer. Insistieron pero no fueron atendidos. Entonces, el ayudante de fiscal averiguó quien era el propietario del departamento y lo hizo traer.

Cuando el dueño llegó le pidió que subiera hasta el departamento, golpeara y se anunciara. El hombre hizo la diligencia y el taxiboy al escuchar la voz del locador le abrió la puerta. En ese momento los policías lo arrestaron.

Llevaron a la mujer al Cuerpo Médico Forense para que constaten las graves lesiones sufridas en todo su cuerpo, el isopado vaginal para establecer si su agresor no utilizó preservativos como ella denunció más tarde en la sede judicial.

A su pareja también lo sometieron a análisis de sangre y el test de cocaína le dio positivo. Además, del lugar secuestraron una sábana rota y otros elementos probatorios.

El hombre quedó encerrado en el calabozo de la Oficina Fiscal N°1, de Capital, a la espera de la decisión del fiscal Gonzalo Nazar, quien este lunes le va a imputar, casi con certeza, los delitos de abuso sexual agravado y privación ilegítima de la libertad.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada