sábado, 14 de septiembre de 2013

Citroën propone nueva tendencia en el diseño de autos - La Opinión

En el Autoshow de Frankfurt 2007 Citröen enseñaba un modelo que buscaba contestar de manera radical una serie de cuestiones que la industria se planteaba. El C-Cactus intentaba ofrecer lo que los conductores de la actualidad esperan de un auto moderno y equipar los sistemas realmente necesarios.

Este ejercicio de diseño derivó en el Cactus que se podrá ver en la edición 2013 de la exhibición alemana.

Adelantando lo que se puede esperar de los autos del segmento C de la marca en un futuro, el nuevo prototipo busca remover los elementos superficiales, ofreciendo una combinación entre distinción y pragmatismo. De esta manera el Cactus, de construcción ligera y aerodinámica, ostenta una carrocería hatchback compacta en la que un tercio de la superficie es acristalada, de gran despeje al suelo pero con una reducida altura total, con voladizos cortos y un frontal realzado por un juego de faros LED incorporados en los paragolpes "Airbump".

Justamente estos paragolpes aparecen como una de las innovaciones más llamativas del Cactus, ofreciendo a la par de más estilo, una superficie flexible que es capaz de resistir arañazos y mayor resistencia a los impactos por estar rellenos de cápsulas de aire.

El interior del Citroën Cactus Concept fue ideado con el objetivo de ofrecer el mayor espacio posible a sus ocupantes, al mismo tiempo que se trabajo en una interacción con los sistemas más instintiva.

El auto carece de pilar central y no tiene ventanas laterales ni trasera, permitiendo a los visitantes de la muestra visualizar al completo su espacio interior.

Así se puede apreciar desde el exterior una interfase exclusivamente digital conformada por una pantalla táctil de siete pulgadas que reemplaza el cuadro de instrumentos y por una de 8 pulgadas táctil que controla los sistemas de confort y entretenimiento.

El conjunto es completado por una botonera que sustituye a la palanca de cambios (también cuenta con paletas en el volante), por unos asientos delanteros estilo sofá y por el techo panorámico que provee una gran iluminación.

Al igual que en el resto de su conformación, la planta motriz también cuenta con un enfoque innovador que ofrece un uso económico y que reduce las emisiones contaminantes.

El sistema híbrido del Cactus denominado Hybrid Air combina un motor de combustión con un depósito de aire comprimido. Gracias a este sistema se logra un consumo cercano a las 78 millas por galón.

De esta manera, Citroën propone una nueva visión de lo que serán los automóviles en el futuro, presentando un producto simple, funcional y novedoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada