lunes, 26 de agosto de 2013

Zúrich inaugura los "garajes del sexo" - El Mundo


Este fin de semana se podía acceder libremente al lugar para conocer este proyecto de las autoridades municipales que pone a disposición de las prostitutas un lugar con nueve "sexbox", una especie de garajes donde podrán recibir a los clientes.

Únicamente los automovilistas, que deberán encontrarse solos en sus vehículos para poder pasar la verja, podrán entrar en este lugar situado en Altstetten, un antiguo barrio industrial al oeste de la ciudad.

Para poner en marcha esta iniciativa, las autoridades de Zúrich se inspiraron en sistemas similares en Alemania.

Con los "garajes del sexo" pretenden descongestionar el barrio de Sihlquai, situado cerca de la estación y al que las prostitutas acuden cada noche, en perjuicio de los vecinos.

"La prostitución es básicamente un negocio. No podemos prohibirlo, pero queremos controlarla para favorecer a las trabajadoras del sexo y a la población", explicó Michael Herzig, director de servicios sociales encargado de las cuestiones de prostitución en Zúrich.

"Porque si no la controlamos, el crimen organizado se impondrá", añadió.

Las autoridades locales admiten que no tienen ninguna garantía de que este lugar vaya a ser utilizado, pero se esforzaron por convencer a las prostitutas de que acudan allí.

"Aquí, ellas permanecen en el lugar y pueden volver rápidamente a su puesto para tratar con otro cliente", subrayó Ursula Kocher, directora de Flora Dora, asociación de apoyo a las prostitutas.

Cuando están en la ciudad, los clientes las llevan habitualmente al bosque o fuera de la aglomeración, lo que habitualmente las expone a situaciones peligrosas, señaló.

En cambio, los "garajes del sexo" les garantizarán un entorno seguro y en caso de peligro, cada "sexbox" tiene un botón de alarma para llamar al servicio de seguridad, agregó Kocher.

Los servicios sociales también estarán presentes para apoyarlas, ofreciéndoles ayuda psicológica, consejos de salud e, incluso, cursos de alemán.

Los "sexbox" fueron aprobados en marzo de 2012 por un 52,6% de los votos en un referéndum local celebrado en Zúrich, la mayor ciudad de la Confederación Helvética y gran centro financiero.

El proyecto fue objeto de un amplio consenso de los partidos políticos. Sólo se desmarcó la Unión Democrática de Centro (UDC), que hizo campaña contra la iniciativa.

A pesar del veredicto de las urnas, Sven Oliver Dogwiler, diputado local del UDC, seguía pensando que el proyecto no funcionará, "ya sea porque los clientes de las prostitutas no irán o porque las prostitutas no utilizarán el lugar".

Las obras para la construcción de los "garajes del sexo" costaron 2,1 millones de francos suizos (1,6 millones de euros) y su funcionamiento supondrá unos 700.000 francos suizos anuales (unos 568.000 euros).

Los habitantes de Zúrich que este sábado acudieron a comprobar cómo sus impuestos habían sido gastados parecían entusiasmados. "Es una buena iniciativa (...) No creo que esto vaya a aumentar la criminalidad en el barrio. Al contrario, las cosas parecen estar bajo control", afirmó una de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada