domingo, 25 de agosto de 2013

Ya me puedo morir, dice Derbez - Vanguardia.com.mx

Los Ángeles.  Con la asistencia de Eva Longoria y Rob Schneider, la cinta con la que Eugenio Derbez debuta como director en Hollywood fue despedida con aplausos y hasta lágrimas, tras su proyección en el Teatro Chino. "Después de esto ya me puedo morir", declaró un emocionado Derbez, quien hacía esfuerzos por contener las lágrimas luego de la respuesta que recibió este jueves su película No se aceptan devoluciones, (Instructions not included).

"Este es el día más importante de mi carrera. Es ni más ni menos la cereza del pastel que le faltaba a mi carrera. Lo que venga después de aquí, si ya no pudiera cumplir mis metas, me podría retirar y ser completamente feliz, declaró al recorrer la alfombra roja por la premier.

Aclaró que nunca dijo que sea un director de la talla de Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón. "Ellos son unos genios y tienen toda una vida, yo apenas empiezo, pero de que sí soñaría con llegar a una carrera como la de ellos eso sí me gustaría.

"No tengo palabras para describir que estoy más emocionado que nunca. Cuando venía nos detuvimos a tomarnos una foto en un espectacular de la cinta que se anunciaba en una calle de Hollywood y con todo sientes como que es un sueño hecho realidad el tener una premier en Hollywood", dijo Derbez, quien estuvo acompañado por sus hijos Vadhir y Aislinn, y su esposa Alessandra Rosaldo, pero también acudieron Kuno Becker, Fernanda Romero, Olga Segura y Jessica Lindsey, entre otros.

"Vengo a disfrutar el trabajo del mejor actor de México", dijo Eva Longoria, quien recorrió la alfombra roja sin dar entrevistas, y posó con Eugenio vestida con un entallado pantalón de mezclilla que mostraba sus curvas. La primera que desfiló por el tapiz carmín fue Loreto Peralta, la pequeña rubia nacida en México que se roba el corazón de cinéfilos con la historia sobre una niña que es abandonada por su madre y dejada en manos de un mujeriego (Derbez), quien se ve forzado a cuidarla en una relación que deriva en amor paternal. Se declaró "súper emocionada y muy nerviosa porque es la primera vez que camino por una alfombra roja en mi vida y en Hollywood", indicó, al tiempo que compartió que era tanta su emoción que se despertó desde las cuatro de la mañana. "Me siento feliz, quiero que vean la película que hice como mi nuevo papá adoptivo (Derbez)".

Rob Schneider, por su parte, le auguró un futuro promisorio en Hollywood a Derbez, al señalar que "es un excelente actor y comediante", y con quien trabajó hace un par de años al lado de Adam Sandler, en el que fue el debut en la meca del cine de Derbez como actor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada