sábado, 10 de agosto de 2013

Sociedad - Salud - Vanguardia.com.mx

Ciudad de México.- Cada mexicano consume al año 163 litros de refresco, 45 más que un ciudadano en Estados Unidos, convirtiéndolo en el primer lugar en todo el mundo en la compra de estas bebidas, alertó la Organización Panamericana de la Salud (OPS)-Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estos organismos junto con el Instituto Nacional de Salud Pública (INS) y organizaciones sociales alertaron que estos hábitos son la causa principal de obesidad en el país y, por esto, insistieron en el gravamen a estas bebidas del 20%.

Maureen Birmingham, representante de la Organización Mundial de la Salud, dijo que esta medida es necesaria para atender "la emergencia nacional" en el país y para reducir los niveles de pobreza.

Datos del INS señalan que esta carga fiscal derivaría en una reducción en el consumo de un 26% y una recaudación de 24 mil millones de pesos al año que podría cubrir los daños por obesidad.

Se estima que para finales de esta administración existirán 800 mil casos nuevos de diabetes, asociadas al consumo de alimentos chatarra y altos en azúcares.

La senadora Marcela Torres dijo que existe presión de las refresqueras para que no pase este impuesto, pero que, desde el Poder Legislativo, buscarán también en el etiquetado de estas bebidas con la cantidad que contienen de azúcar.

Arantxa Colchero, investigadora del INS, dijo que el consumo elevado en niños y adolescentes ocasiona ganancia de peso en la edad adulta.

Alejandro Calvillo, director del Poder del Consumidor, explicó que el sexenio de Felipe Calderón dejó un saldo de 500 mil personas enfermas de diabetes, "la gente se hidrata ahora con refresco", alertó.

Dijo que ahora se considera que ya existe una emergencia nacional, porque el Seguro Popular no puede cubrir los gastos por diálisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada