sábado, 31 de agosto de 2013

Ninel Conde - Excélsior

La conozco desde que inició en esta carrera, le aplaudo la enorme labor que ha hecho en su carrera porque, a diferencia de lo que mucha gente dice, la considero una mujer muy inteligente. Si no lo fuera simplemente no habría llegado hasta donde está y jamás habría tenido el éxito que tiene, ha sabido capitalizar sus cualidades, su físico y su talento, eso se lo respeto y se lo reconozco. En estos días ha estado en el ojo del huracán por su divorcio, pero no sólo por eso, sino porque además ha sido tachada de haberle sido infiel a su esposo Juan Zepeda. No somos nadie para juzgarla o criticarla, sólo se trata de poner las cartas sobre la mesa y ustedes, como siempre digo, tienen la última palabra. Le agradezco a Ninel la confianza de hablar conmigo, pese a que estaba consciente de que  iba a cuestionarla. Primero, le cuestioné que si estaba tan triste y dolida en su divorcio, cómo era posible que estuviera de antro en antro. Ella me asegura que todo lo que se ha dicho no es verdad, que la realidad es que todo empieza con una fractura de relación desde hace tiempo y de la que no pretende entrar en detalles. Asegura que Juan no quiso ir de vacaciones con ella a Cancún, supuestamente, porque tenía problemas de dinero. A pesar de eso, ella le mandó el boleto de avión y le dijo que todo lo pagaría ella. Él se negó a ir, le llamó por teléfono para decirle que no iría a Cancún y que, además, se iba de la casa porque ya no podía más. Ninel confiesa que luchó hasta el último momento para que Juan no la dejara, pues quería que su matrimonio fuera para toda la vida. Estando en Cancún con su hija, Zepeda terminó la relación. Se sintió muy dolida, lloró mucho y cometió el error de haber salido esa noche con sus amigos, además de que su hija la alentó a salir para que olvidara el trago amargo que estaba viviendo. Deja en claro, una vez más, que no fue infiel, desconoce por qué la están relacionando con Pepe Díaz si no hubo nada entre ellos, jura y perjura que hasta el día que se divorcie no tendrá ni una sola relación. No pretende hablar más de las cosas que se dicen, porque son temas que le duelen y, además, su hija ha salido herida ante esto. Dejó entrever que la situación económica de Zepeda ha ido de más a menos, que ella siempre estuvo apoyándolo en todo, y pide que no metan a su hija en este problema.

Es grato poder platicar con famosos con los que hay mucho chisme y tela de dónde cortar, he entrevistado a artistas que les debo preguntar por algún escándalo y, sinceramente, no me causa ningún problema porque a fin de cuentas lo debo hacer si es la nota del día, pero en esta ocasión, el chisme no formó parte de esta conversación. Al contrario, fue un aprendizaje en la que refrendo mi admiración por el experto en deportes José Ramón Fernández, a quien entrevisté para En Compañía de. Fue una plática que disfruté por el peculiar estilo de hablar y la forma de ser de este personaje, la verdad es que impone bastante. Es un hombre al que a algunos les cae muy bien y otros no pueden ni verlo, precisamente es esa dualidad lo que lo hace un profesional del micrófono. Sus opiniones y su postura causan revuelo. Podría asegurar que es el comentarista deportivo con más credibilidad y peso. Si quieres saber más allá de la vida profesional de este gran señor del deporte, te invito a disfrutar este domingo a las 8 de la noche en Cadenatres Canal 28 la entrevista que realicé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada