miércoles, 21 de agosto de 2013

Narra astronauta su aterradora historia cuando casi muere ahogado - Diario Digital Juárez

Marcia Dunn
Associated Press | 2013-08-20 | 19:10

Cabo Cañaveral, Florida— El astronauta italiano que estuvo a punto de ahogarse dentro de su casco durante una caminata espacial el mes pasado compartió más detalles sobre la aterradora experiencia, revelando cómo se sintió mientras se hallaba solo y desesperadamente trató de idear un plan para salvarse a sí mismo.

Luca Parmitano escribió este martes un texto publicado en su blog de Internet en que señala que no podía ver mientras el agua se filtró a su casco mientras estaba afuera de la Estación Espacial Internacional.

"Pero peor que eso, el agua cubrió mi nariz, una sensación realmente espantosa que yo agravé en mi vano intento por retirar el agua sacudiendo la cabeza'', dijo el ex piloto de pruebas.

"Para entonces, la parte superior del casco se hallaba llena de agua y no podía siquiera estar seguir de que la próxima vez que respirara llenaría mis pulmones de aire y no de líquido''.

Parmitano, de 36 años, un comandante de la Fuerza Aérea italiana que realiza apenas su segunda caminata espacial, no estaba seguro a qué dirección enfilarse para llegar a la escotilla de la estación. Trató de comunicarse con su compañero de caminata, el estadounidense Christopher Cassidy, y al Control de Misión. Sus voces se fueron debilitando, y de pronto nadie podía escucharlo.

"Estoy solo. Desesperadamente pienso en un plan. Es vital que me meta lo más pronto posible'', escribió haber pensado.

Parmitano dijo que parecía que había pasado toda una eternidad –y no sólo unos cuantos minutos– hasta que logró ver a través de "la cortina de agua ante mis ojos'' y detectó la escotilla. Cassidy estaba detrás de él, muy cerca.

Los astronautas en el interior de la estación rápidamente empezaron a despresurizar la cámara a fin de llegar a sus compañeros en la caminata.

"Finalmente, con una inesperada ola de alivio'', Parmitano vio abrirse la puerta interna, y la tripulación lo jaló hacia adentro y le quitó el casco.

Recuerda haber agradecido a sus compañeros "sin poderlos escuchar porque mis oídos y nariz seguirían llenos de agua durante unos cuantos minutos más''.

La NASA ha rastreado el problema al compartimento trasero de su traje espacial que es el equipo del sistema de respiración.

Pero la causa exacta de la falla sigue sin saberse mientras la investigación continúa sobre la que posiblemente sea la ocasión más cercana a la muerte durante una caminata encabezada por Estados Unidos.

La NASA suspendió todas las misiones de caminatas hasta que el problema sea resuelto.

Más de un mes ha pasado desde esa caminata del 16 de julio pasado, lo que ha dado tiempo a Parmitano de reflexionar sobre los peligros que lo rodean.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada