miércoles, 21 de agosto de 2013

La balanza de Marco Fabián - Esto

21 de agosto de 2013

POR FERNANDO SCHWARTZ

MARCO Fabián de la Mora está ante la decisión más complicada de su carrera profesional, y es que irse a Qatar significa decir adiós al Mundial de Brasil 2014 e irse como millonario a tirar por la borda su proyección por la lejanía de ese futbol y la forma como se juega la liga en este país árabe, que está más marcada para jugadores de renombre en recta final de su carrera para asegurar futuro económico que para un joven de apenas 24 años y con tremenda proyección en la cancha, que debe dar el estirón definitivo con el club que lo sacó a la fama.

Es cierto que millones de dólares en la mesa son para llamar la atención a cualquiera, y sobre todo en el entendido de que está cansado del entorno que vive en el chiverío y en donde, si el cuerpo técnico y directiva se abocan, pueden sacar adelante a Marco, quien vio lo de Qatar con deslumbramiento por parte de sus representantes, con la calentura de salir e irse, pero que ya aterrizando es un cambio deportivo y cultural de 180 grados.

Si Marco se planta frente a sus compañeros y de cara, viendo a los ojos, les hace ver que estaba cegado y que está dispuesto a caminar y triunfar con el Chiverío, todo puede llegar a ser para mejor. En Copa Oro, cuando platiqué con él, me lo dijo claramente, que no se volvía loco por salir y que todo lo dejaba en manos del destino, sin correr prisas y concentrarse en jugar al futbol.

Hoy más que nunca su familia le debe hacer ver lo que se juega y lo que pierde más que lo que gana con la decisión que marca su vida personal y profesional. Debe ser inteligente y no volverse loco con una oferta descabellada como son las de Qatar, y cuando veas las barbas de tu vecino mojar, pon las tuyas a remojar, y después de la tragedia del "Chucho" es para aprender y estudiar muchos factores, desde la educación, la cultura y la comunicación con un idioma que no se aprende ni estando ahí por años por la complejidad que tiene.

Marco, creo que al día de hoy, al no viajar ayer a Qatar, tiene la balanza más inclinada a seguir dando de topes con las Chivas que yendo al desierto árabe. Marco ha trabajado con la Sub 20, y es que cuando uno está distraído y fuera de lo suyo no es conveniente hacer nada que enrarezca más el ambiente y termine por entorpecer la resurrección de unas Chivas con problemas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada