sábado, 10 de agosto de 2013

Esther del Moral: «El sexo mueve montañas» - Sur Digital (Andalucía)

Est en el tiempo de descuento para iniciar sus vacaciones y empezar a cargar pilas. Le hacen falta. Despus del verano, muchas parejas volvern o pisarn por primera vez su gabinete para intentar salvar su relacin. Y es que cada vez son ms las que piden ayuda profesional para poder recomponer el puzzle de la comunicacin, soltar el lastre de la rutina y recuperar el olvidado orgasmo. El amor est en juego. O el sexo.

–Empecemos avalando o desmontando tpicos. El verano, tiempo de relax y de sexo?

–Depende de cmo te lo montes. Debera ser una parte de tus vacaciones, el relax y el dedicarle ms tiempo a tu familia, a tu pareja y a las relaciones sexuales, tengas o no tengas pareja. Pero no siempre es as. A veces planteamos unas vacaciones en las que acabas ms estresado y ms cansado de lo que empezaste.

–Bueno, un pequeo apartamento, los nios, quizs la suegra... no son un buen escenario para que la pasin se desate.

–Siempre hay momentos. Depende de lo que plantees y de las prioridades que pongas. Hay que crear ese espacio para la intimidad, aunque las condiciones no sean las ms adecuadas.

–Las endorfinas que nos provocan el sol, la piel bronceada, la ropa ligera, nos ponen?

–Eso est demostrado. El verano produce un efecto en nosotros que provoca ms el deseo. Las condiciones biolgicas son favorables. El verano despierta el sexo. Despierta el deseo, sobre todo. A partir de ah hay que jugar con todo para que el deseo acabe en una relacin sexual satisfactoria. Con tener el deseo no es suficiente.

–Las encuestas lo avalan. En verano es cuando ms preservativos se venden. Al menos, nos la prometemos muy felices.

– Bueno. Hay ms posibilidades de conocer gente, de salir, de pasrtelo bien y al final llegar al sexo.

–Sigamos con los tpicos. La falta de tiempo y la rutina, los peores enemigos del sexo?

–La rutina es una gran enemigo del sexo, y el estrs y el cansancio tambin. Pero el sexo implica una actividad fisiolgica, y no a todo el mundo le afecta del mismo modo. Es importante buscar nuevos escenarios y ms tiempo para la intimidad para huir de la rutina.

–Parece que la lbido es la mayor fuerza del ser humano. Ni la literatura, ni la poltica, nada ha sufrido tanta censura y represin a lo largo de la historia como el sexo.

–Es una de las grandes fuerzas. Dicen que el poder y el sexo son las dos grandes puntas del iceberg de lo que mueve el mundo. El sexo mueve montaas, tanto para lo bueno como para lo malo. En muchas ocasiones y en muchas pocas de la historia se ha intentado contener y retener a las personas a travs del control del deseo.

–Y la revolucin sexual, nos ha llevado a un mejor sexo o nos hemos pasado varios pueblos?

–Nos ha llevado a un mejor sexo y, sobre todo, a vivir la sexualidad de una forma ms abierta, ms libre. Somos capaces de elegir, de no tener ese tipo de inhibiciones que antes tenamos. Nos ha ayudado en muchas cosas, pero nos hemos pasado en alguna que otra.

–En cules?

–Hasta no hace mucho era muy importante llegar virgen al matrimonio o, si tenas relaciones sexuales, era con la persona de la que estabas enamorada y con la que casi seguro te ibas a casar. Ahora tendemos a tener relaciones sexuales lo antes posible sin necesidad de tener ningn vnculo afectivo. El que no, o la que no, lo hace as se siente acomplejado o acomplejada. Y hay mucha gente joven que se siente muy mal porque no es capaz de tener sexo sin amor. Eso es lo que vale en la calle y no lo pueden decir porque si no son unos mojigatos. O se sienten acomplejados porque tienen 21 aos y todava no han tenido relaciones sexuales completas. Eso me parece una aberracin. Cada uno tiene derecho a elegir cmo quiere el sexo, si lo quiere con amor o sin amor. Cada vida es diferente.

–Parece que ha triunfado la frase de Woody Allen: El sexo sin amor es una experiencia vaca, pero como experiencia vaca es una de las mejores.

–Me parece fantstico! Y hay mucha gente que lo vive as. El sexo es una de las cosas buenas que tiene la vida y hay que disfrutarlo. Pero cada uno debe hacerlo como quiera.

–Otro tpico. Los hombres siempre piensan en los mismo.

–No. Ni siempre piensan en lo mismo ni tienen una nica forma de entender el sexo. Y eso es un problema para muchos hombres. Lo entienden como algo mucho ms ntimo, como algo que forma parte de una relacin de pareja o al menos de una relacin en la que hay afectividad.

–Otra vez el sexo con amor.

–S. Y lo pasan mal. Es su gran secreto porque no son capaces de decirle a sus amigos que no les apetece acostarse con esa chica que acaban de conocer esa noche, porque eso no les pone. Son hombres que no estn todo el da pensando en el sexo. Hay muchos hombres que se salen de ese tpico. Ms de los que pensamos.

–De entre tanto tpico, qu es lo que ms nos lastra sexualmente?

–La seguridad en uno mismo. Si una persona no tiene una buena autoestima sale reflejado por un sitio o por otro. Y muchas veces es en la vida sexual. La autoestima es fundamental para el sexo.

–Por favor, una buena receta para estimular el deseo, y que no sea un afrodisaco.

–Pues un tpico, pero que no siempre est en las parejas: una buena comunicacin y saber crear un entorno de intimidad. Es difcil llegar a la cama y tener deseo cuando no hemos cruzado una palabra en todo el da, cuando llegamos a casa y uno se pone a hacer la cena y otro a recoger el bao, y despus nos sentamos delante de la tele sin contarnos nada. Y luego pretendemos tener sexo y que funcione!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada