sábado, 10 de agosto de 2013

El sexo 'vainilla' - LaRepública.pe

En las relaciones sexuales, la pareja debe convertirse en un par de artistas, dejarse llevar por la espontaneidad y la pasión. Atrás el aburrimiento, lo simple, lo típico. El tiempo juega en contra, la rutina es el enemigo. Muchas mujeres lo gritan. Rechazan la iniciación vigorosa y el final apagado. Y durante ese vaivén de indecisiones se preguntan: ¿será que todo sexo pasado fue mejor?

Muchas mujeres reclaman la forma convencional de tener sexo, la falta de juegos previos o finales de silencios en lugar de gemidos. Esta modalidad tan común, con pocos cambios y mucha rutina, es conocida como "sexo vainilla". Esto en referencia a que en una variada oferta de helados, se elige el sabor típico: el de vainilla.

Un postre tan dulce, como frío.

Según el sexólogo Walter Ghedin, el "sexo vainilla" hace referencia a las relaciones íntimas tradicionales, sin nuevas técnicas para conseguir placer.

Sin embargo, al final del túnel aparece una luz. Y es que para el especialista, esta modalidad también puede ser entendida como una señal del "sexo natural", donde se puede ser un amante perfecto, el cual proporciona placer, pero sin añadiduras.
reclamo de parejas

Tal parece que quienes más caen en el "sexo vainilla" son los hombres. El sexólogo Christian Thomas critica a las parejas por mantener la rigidez, ya sea en la posición o en los horarios. "Muchos programan  metódicamente las relaciones los viernes en la noche porque los niños salen...", explica. Y esto  es lo que las mujeres reclaman. Así, el sexo pierde una de sus características fundamentales, que es lo lúdico e improvisado.

Sin embargo, los varones  también se quejan, solo que sus reclamos por salir del "sexo vainilla" se remontan al inicio de la relación. "Ella siempre fue así", "no la puedo tocar", "no quiere que le haga sexo oral", "no sé si alguna vez tuvo un orgasmo" son algunas de las justificaciones que utilizan en las consultas sexológicas, según detalla el doctor Ghedin.

No obstante, los hombres que pueden salir de estas pautas rígidas, que muchas veces subestiman las capacidades eróticas femeninas, están dispuestos a ayudar a sus mujeres a romper con las inhibiciones sexuales. Por supuesto, tiene que existir deseo de cambio, acuerdo mutuo, comunicación y dar prioridad a los momentos de intimidad.

Así, si usted no quiere caer en el "sexo vainilla" cambie de lugares, posiciones, tome la iniciativa. Use, además, sus cinco sentidos: huela, saboree, tóquense, escuchen sus respiraciones. También pueden inventar juegos e improvisar, incluso, el sexo rápido puede darle un nuevo sentido a la relación. Rompa la rutina y deles diferentes sabores a sus encuentros íntimos.

MÁS CONSEJOS...

Para salir del "sexo vainilla" recomiendan usar estímulos externos, como luces, música, películas eróticas o juguetes sexuales.

También sugieren introducir gradualmente las novedades, así como comunicar qué sintió cada uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada