martes, 27 de agosto de 2013

Casi $7 millones, daño por disidentes - El Economista

Rolando Ramos / El Economista

La presidencia de la Cámara de Diputados informó que el perjuicio económico por los daños materiales ocasionados a las instalaciones del palacio legislativo de San Lázaro, tras la irrupción de maestros inconformes con la reforma educativa la noche del pasado día 19, y el cambio de sede para la realización del periodo de sesiones extraordinarias durante dos días de la semana pasada, debido a que el recinto legislativo estaba sitiado por los mentores, ascendió a 4 millones 500,000 pesos.

Los peritajes determinaron, de manera preliminar, según la comunicación oficial, que durante su irrupción violenta los maestros se robaron una cámara de circuito cerrado de televisión y deterioraron dos más, así como seis equipos de extintores, y echaron a perder tres equipos biométricos.

Además, cortaron mangueras contra incendios, dañaron 24 vehículos, a uno le intentaron prender fuego. El boletín precisó que tres de los vehículos dañados son propiedad de la Cámara baja y 21 de trabajadores. A su paso por el interior del complejo legislativo, los maestros disidentes rompieron decenas de cristales, arrancaron un reloj digital del equipo biométrico, utilizaron 10 rejillas del drenaje para atacar a elementos de la Policía federal, uno de los cuales sigue hospitalizado por traumatismo craneoencefálico.

Del gasto realizado a consecuencia de los bloqueos a la Cámara baja, a partir del miércoles de la semana pasada, destaca la renta de salones para sesionar durante dos días, equipos y pago de alimentos en el Centro Banamex por $1 millón 900,000; así como el pago de $222,000 a un hotel donde se concentraron los diputados del PAN, cerca del aeropuerto, y $190,000 a otro hotel del rumbo donde estuvieron los legisladores priístas.

Informaron que ya presentaron una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República.

rramos@eleconomista.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada