jueves, 22 de agosto de 2013

Alemania aprueba el registro de bebés de sexo indeterminado - Reuters España

BERLÍN (Reuters) - Alemania se convertirá en el primer país europeo que reconoce el sexo indeterminado al permitir que los niños nacidos con una anatomía que no determine claramente el sexo sean inscritos en el registro civil sin una clasificación de "hembra" o "varón".

La nueva regulación, que entra en vigor el 1 de noviembre, surge a raíz de un estudio del Consejo de Ética de Alemania sobre la intersexualidad que concluyó que los derechos de los individuos con partes de ambos sexos contra la intervención médica irreversible deberían protegerse mejor.

"Si un niño no puede definirse como hombre o mujer, entonces debería entrar en el registro civil sin tal estatus", dice la nueva ley.

Según las cifras gubernamentales de 2007, al menos 150 bebés con características de ambos sexos nacen en Alemania al año y unos 8.000-10.000 tienen "variaciones importantes" de las características físicas que definen el sexo.

"Un objetivo clave de la nueve ley es aliviar a los padres la presión de tener que decidir un sexo claro desde el nacimiento del niño, y de ahí tener que optar precipitadamente un procedimiento médico que establezca el sexo del niño", dijo un portavoz del Ministerio alemán del Interior.

Los grupos de defensa de estos ciudadanos dicen que el número de individuos hermafroditas es bastante superior al que estima el Gobierno, y destacó las dificultades de definir física u hormonalmente la intersexualidad.

El Ministerio del Interior dijo que el cambio no supone la creación de un tercer sexo porque la casilla que estipula "varón" o "hembra" se queda en blanco.

"Es un paso interesante pero no va lo bastante lejos", dijo Silvan Agius, director de política en el grupo de derechos con sede en Bruselas Igualdad para las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales en Europa (ILGA, por sus siglas en inglés).

"Las operaciones innecesarias probablemente continúen en Alemania con consecuencias devastadores (..) vivimos en un mundo en el que tener un bebé calificado como 'otro' aún es considerado indeseable.

Un informe de 2012 del Consejo de Ética citó el caso de un individuo nacido en 1965 sin sexo definido pero con testículos en el abdomen y cromosomas masculinos. A los dos meses y medio fue castrado sin consentimiento paterno, una decisión que los médicos luego consideraron un error.

"No soy ni hombre ni mujer (..) Sigo siendo una mezcla, creada por los médicos, herido y marcado. Tengo que reinventarme si quiero continuar con mi vida", dijo el individuo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada