jueves, 8 de marzo de 2012

Sting practica sexo en los lavabos de una discoteca - Revista Generacción

El cantante y su esposa, Trudie Styler, son famosos por su intensa vida matrimonial. Tanto es así, que en una ocasión no pudieron resistirse a dar rienda suelta a su pasión y terminaron manteniendo relaciones sexuales en los lavabos del club neoyorkino 'The Top of The Standard'.

"Una vez lo hicimos aquí. Simplemente estuvimos inspeccionando los lavabos", confesó el artista mientras subía con sus amigos en el ascensor del edificio, según cuenta el diario New York Daily News.

Lo cierto es que la pareja nunca ha tenido reparos en hablar de su vida sexual, hasta el punto de hacer públicas algunas de sus prácticas habituales en el dormitorio. La estrella del rock reveló recientemente que les gusta "disfrazarse" para calentar el ambiente.

"Somos muy juguetones, y a mí me gustan mucho las fantasías sexuales. Me gusta verme bien, vestirme para ella y que ella se vista para mí. Cuando nos miramos, solo hay romance. No creo que el sexo en público sea muy interesante", declaró.

El músico y su esposa, que llevan 19 años casados y tienen cuatro hijos, han sucumbido también ante los encantos del sexo tántrico. Esta práctica tiene sus raíces en el hinduismo y hace que las parejas puedan mantener sus impulsos sexuales hasta el punto de poder hacer el amor durante varias horas seguidas. No obstante, para Sting se trata de una filosofía con un contenido más profundo, según publica bangshowbiz.com.

"El sexo es solo la superficie. Es muy complejo definir el tantra, pero consiste en reconectar con el mundo espiritual a través de todas las cosas. Mi templo pasa a ser la persona con la que vivo. Ella es mi conexión hacia lo sagrado", afirmó ya en el 2003.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada