lunes, 5 de marzo de 2012

Autos abandonados contaminan el paisaje urbano - La Prensa Austral

Recorrer las calles de Punta Arenas ofrece a sus residentes y a los turistas que nos visitan un panorama multicolor, donde conviven la singular arquitectura magallánica y las áreas verdes que caracterizan a la región.

Sin embargo esta postal urbana se ve opacada, lamentablemente, por la gran cantidad de automóviles abandonados frente a los domicilios de distintos barrios de la ciudad, situación que causa la molestia de los vecinos y autoridades, porque estas desvencijadas estructuras además de "ensuciar" la estética urbana, en muchos casos facilitan la comisión de actos vandálicos y brindan resguardo a grupos de antisociales, ebrios y personas en situación de calle.

"Es lamentable que estén esos autos abandonados por toda la ciudad, afean las calles y ensucian", destacó el vecino Luis Torres quien desde hace varios años ha notado un incremento de estos vehículos en el barrio 18 de Septiembre.
Junto con los problemas de sanidad y estética, "ocupan espacio que uno puede utilizar para estacionarse y sólo sirven para que los destruyan y dejen todo botado y los niños pueden lastimarse con los vidrios y fierros oxidados", enfatizó

Torres.
Actos vandálicos

En el último tiempo varios actos vandálicos han ocurrido en torno a estos automóviles, como por ejemplo incendios intencionales que alarman a los vecinos que conviven con estas "chatarras" y obligan a la intervención de bomberos, con el consecuente empleo de recursos materiales y humanos. "Estos incendios fácilmente pueden provocar daños a vehículos en uso, casas e incluso a personas", así lo sentenció el propietario de un almacén quien pidió no ser identificado por temor a represalias, ya que desde hace más de seis meses ha solicitado al propietario de uno de estos autos que lo "saque de la calle".

Estos trastos que muchas veces son utilizados como basureros creando focos de contaminación, permanecen por largo tiempo en las calles, veredas y sitios eriazos de la capital regional. Los propietarios de estas máquinas se exponen a una sanción económica o la incautación del vehículo por parte de las autoridades.

Ante esta situación que causa inconformidad entre los vecinos de la comunidad, el director de Inspecciones (s) de la municipalidad, Hernán Altamirano, señaló que todos aquellos vecinos que se vean perjudicados por estos autos abandonados pueden realizar una denuncia en dicha dependencia para que sean tomadas las acciones correspondientes que den solución al problema.

Un vez recibida dicha denuncia, ya sea vía telefónica o de forma personal en el departamento de Inspecciones, según la ley de Tránsito 18.290, el dueño del vehículo "en estado de abandono" recibirá una notificación para que en un plazo no superior a cinco días deba retirar el automóvil del lugar.

Por su parte el director de Operaciones de la municipalidad, Sergio Oyarzo, señaló que en caso de no ser identificados los propietarios de estos vehículos o no cumplir con la orden para retirarlos de la vía pública, "éstos serán remolcados a la maestranza municipal. Costos que deberá asumir el dueño del automóvil".

En ese sentido quienes sean identificados como propietarios y no cumplan dicho mandato deberán pagar media Unidad Tributaria Mensual, UTM, por vehículos menores a cinco metros de largo y hasta una UTM ($39.412 al mes de marzo de 2012) por aquellos que superen estas medidas, sólo por el ingreso al corral municipal, además del arrastre que tiene un valor mínimo de $35.000 y la infracción correspondiente que puede variar entre una y tres UTM, según las consideraciones del juzgado de policía local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada