viernes, 1 de julio de 2011

Carrera contra el tiempo por nacionalizar autos - El Mañana de Nuevo Laredo

NUEVO LAREDO.-Al aproximarse la suspensión del decreto para la importación de autos usados, largas filas de unidades libran una carrera por el tiempo en las instalaciones de la Aduana local.

El administrador de la Aduana de Nuevo Laredo, Carlos Hernando Ramírez, informó que 500 unidades por día son importados y aclaró que están en espera de las nuevas reglas, las que podrán conocerse luego del viernes 30 de junio cuando se suspenda el decreto emitido el 24 de diciembre del 2008.

Ayer las instalaciones del Puente Internacional III, en el área de Importación, se observaron filas de automóviles en espera de tramitar su importación.

El Administrador de la Aduana comentó que desde el viernes la Aduana local no autorizará ninguna importación porque oficialmente se suspende el decreto del 2008 y quedarán sin efecto los amparos interpuestos por comercializadoras.

"Efectivamente, como sabemos, para el viernes se suspenderá la importación de vehículos procedentes de Estados Unidos y Canadá.

Y por día se están importando 500 unidades. Hay un ligero incremento. Debemos esperar las nuevas reglas, en este momento no hemos sido informados, entonces hay que esperar", comentó el Administrador de la Aduana local.

El decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 24 de diciembre de 2008 estableció las reglas y tarifas para la importación de autos usados con más de 10 años de antigüedad, pero fue criticado en todas las ciudades de la Franja Fronteriza porque aumentó las cuotas de importación, casi triplicándolas, además de exigir requisitos imposibles de cumplir a quienes se dedican a esta actividad.

Con la modificación al decreto, los ciudadanos se dieron cuenta que el precio que pagarían por la importación definitiva de un auto usado para circular sólo en la región y Franja Fronteriza, sería en muchos de los casos equivalente a pagar de nuevo el valor de el vehículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada